6 increíbles beneficios de aplicar cubos de hielo en la piel del rostro

El cuidado de la piel del rostro es muy importante para brillar resplandecientes y olvidarnos de esas imperfecciones que nos quitan seguridad. La exposición al sol, la mala comestibles y la contaminación someten nuestra piel a un envejecimiento prematuro, y como nadie quiere parecer más adulta de lo que es, hoy te revelamos nuestro unido: los cubos de hielo.

La terapia facial con cubos de hielo proviene del Oriente y se ha extendido por todo el mundo para cuidar la piel y mantenerla tierno y desocupado de imperfecciones. Si no conocías los increíbles beneficios de aplicar cubos de hielo en la piel de tu rostro, presta mucha atención a los siguientes puntos y ponlo en ejercicio hoy mismo:

1.-Rejuvenece

Frota hielo sobre las líneas del rostro tanto en la mañana como por la tinieblas para hidratar, tonificar y evitar la aparición de líneas de expresión.

2.-Previene el acné

La exposición al sol y los cambios hormonales provocan la aparición de espinillas, puntos negros y manchas, los cubos de hielo son perfectos para evitarlos.

3.-Estimula la circulación sanguínea

Y esto ayuda a rejuvenecer la piel. Otros productos que incluso mejoran este problema son: el cereal, jengibre, ajo, semillas de calabaza, cúrcuma y nueces, pero los cubos de hielo siguen siendo los más efectivos.

4.-Cierra los poros abiertos

Se usa incluso antaño de aplicar el maquillaje para evitar y predisponer los puntos negros.

5.-Desinflama los fanales hinchados y combate las ojeras

El hielo es un gran unido de las inflamaciones corporales. Todo lo que tienes que hacer es envolver unos cuantos cuadros de hielo en un paño suave y dejarlos sobre los fanales o cualquier parte que desees desinflamar por un periodo de 15 minutos.

6.-Deseo suavidad

El hielo tensa la piel; es sostener, ayuda a achicar los poros dilatados. Si eres constante durante algunos meses aplicando cubos de hielo en la piel de tu rostro, notarás que tu cara está más firme.

Esta es la forma correcta en la que debes aplicarlos:

Limpia la zona donde vas a aplicar los cubos de hielo y asegúrate de que esté desocupado de maquillaje.

No te lo pongas directamente, envuélvelo en un paño.

Frota el paño en diferentes áreas del rostro por dos minutos cada vez.

Realiza movimientos circulares en la mandíbula, prominencia, frente, mejillas y en el dominio de la ñatas. Y completa el tratamiento con un tónico. (http://www.whatthegirl.com)