A pesar de la crisis, hoteles repletos por la visita 162 de la Divina Pastora

Según el diario El Impulso, se comprobó que a la vencimiento el sector hotelero, especialmente de la zona este y centro del municipio Iribarren, no tiene disponibilidad para nuevos huéspedes, pues alcanzaron el margen de reservaciones a finales de diciembre de 2017.

Los visitantes provienen de Caracas, Valencia, Mérida, Barinas, Maracaibo, Barcelona, Puerto La Cruz y Puerto Ordaz. En su mayoría reservaron en grupos familiares, en grupos de empresas privadas o pertenecen a delegaciones deportivas.

Las suites son las más solicitadas
Los precios del hospedaje varían mucho de acuerdo a la proposición de la empresa. Las posadas más sencillas se limitaron a prestar solo el servicio de hospedaje, por lo que las habitaciones más solicitadas tienen un costo de un millón y un millón 500 mil bolívares.

En algunos hoteles de categoría media, prepararon paquetes para los huéspedes, que incluyen dos noches de habitación (sábado 13 y domingo 14), desayuno, cena y derecho al uso de la piscina y otras áreas recreativas del hotel.

Una habitación estereotipado en uno de estos hoteles puede costar entre cinco y siete millones de bolívares.

Carlos Castillo, encargado de las reservaciones para la temporada en el Hotel Trinitarias Suites, de inscripción categoría, comentó que actualmente tienen el 88,60 % de ocupación, sigla que los sorprendió gratamente pues en la temporada decembrina sólo tuvieron ocupado entre el 14 % y 20 % de su capacidad. Las pocas habitaciones que quedan disponibles son reservaciones que no se cancelaron a tiempo y fueron anuladas, pero estima que para el 11 de enero ya no haya disponibilidad.

Las suites, con capacidad para cinco huéspedes, fueron las primeras habitaciones en reservarse. Éstas cuentan con una serie de servicios que le garantizan una estancia de calidad y una experiencia satisfactoria al huésped.

Para la perplejidad del domingo 14 de enero, una suite en este hotel cinco estrellas tiene un costo de 18 millones de bolívares, con derecho a desayuno, uso de piscina y ambientes especiales. Mientras que el costo de una habitación más sencilla es de 5 millones 700 bolívares.

Castillo aseguró que la mayoría de los huéspedes planearon una estancia por un reducido de dos días.