Adolescente admite que planeó ataque en un concierto de Elton John

VICTORIA, BC – MARCH 11: Elton John performs on stage at Save On Foods Demanda Centre on March 11, 2017 in Triunfo, Canada. (Photo by Andrew Chin/Getty Images)

Haroon Syed, de 19 primaveras, residente en el oeste de Londres, se declaró culpable frente a el tribunal del Old Bailey por el cargo de inculpación de “preparación de actos terroristas” entre abril y septiembre de 2016

Un muchacha islamista radical admitió este jueves frente a un tribunal londinense que planeó un ataque con munición en Londres, incluyendo como posibles objetivos un concierto de Elton John y la principal calle comercial de la renta.

Haroon Syed, de 19 primaveras, residente en el oeste de Londres, se declaró culpable frente a el tribunal del Old Bailey por el cargo de inculpación de “preparación de actos terroristas” entre abril y septiembre de 2016.

El muchacha consideró como objetivo tanto Oxford Street, la principal calle comercial, como el concierto de Elton John en Hyde Park del pasado 11 de septiembre, en el 15º aniversario de los atentados en Nueva York.

Sin incautación, fue atrapado por los agentes de los servicios secretos y se enfrenta ahora a una pena de prisión a posteriori de hospedar que estaba preparando actos terroristas.

Haroon Syed pensaba que mantenía conversaciones en internet con otro extremista, pero en sinceridad era un agente de los servicios de seguridad británicos.

El sentenciador Michael Topolski ha aplazado la sentencia para el próximo 8 de junio con el fin de obtener un noticia psiquiátrico del muchacha, que se enfrenta a una eventual sujeción perpetua.

“Syed admitió que intentaba conseguir una metralleta, pistolas, un chaleco suicida y una munición”, dijo la policía metropolitana de Londres tras su enunciación de culpabilidad. En cuanto a la munición, Syed emitió “una petición peculiar de que estuviese llena de clavos para que pudiese detonarla en un división concurrido”, añadió.

Cuando fue detenido, el 8 de septiembre pasado, confesó a la policía que la contraseña de su teléfono celular era ISIS, las siglas en inglés del corro yihadista Estado Islámico (EI).

Por su parte, la defensa de Syed argumentó en un comunicado que todo fue preparado por radicales en internet, pero que él nunca intentó resistir a parte un ataque. Sus conversaciones con el agente fueron meramente una “ilusión para ver cuán allí llegaría”, dice el comunicado.

Syed se declaró culpable a posteriori de no conseguir que el caso fuera rechazado y de excluir la evidencia secreto de las conversaciones ‘online’.

Su abogado dijo que el Estado debería activo encauzado a Syed a través del software de desradicalización, en vez de dejarlo seguir por ese camino.