Alerta alimentaria en Holanda por huevos contaminados con pesticida tóxico

El alerta en Holanda ha sugerido desechar los huevos contaminados, hasta nuevo aviso

(EFE).-

El sistema de control nutriente en Holanda amaneció hoy bajo sospecha por una serie de partidas de huevos contaminadas con un pesticida tóxico, el fipronil, vendidas en el país y exportadas a Alemania y cuyo consumo ha sido desaconsejado por el Gobierno.

El organismo holandés responsable de la seguridad alimentaria, NVWA, retraso completar hoy los controles en 180 granjas del país que supuestamente han utilizado este pesticida, utilizado para eliminar el ácaro rojo y que la Ordenamiento Mundial de la Vigor (OMS) considera tóxico para uso humano.

Los medios locales recogen la “confusión” generada por la NVWA,  que en un primer momento indicó que los niveles del pesticida utilizado no implicaban un peligro para la salubridad, pero a posteriori lanzó una alerta sobre unas series concretas, que recomendó a desechar y no consumir hasta nuevo aviso.

Se tráfico de los huevos blancos con la inscripción X-NL-40155XX, que el Gobierno recomienda “no yantar”, porque su “parada contenido en fipronil constituye una profundo amenaza para la salubridad pública”, dijo la NVWA en un comunicado.

Se aconseja a los consumidores tirar estos huevos”, precisa este organismo, que indica adicionalmente que “el parada contenido en fipronil contrario es superior a la cantidad diaria permitida para el consumo en niños”.

Fuentes de la NVWA confirmaron hoy a Efe que estas partidas fueron exportadas a Alemania e indicaron que la investigación “está en curso”, por lo que para conocer si han llegado a otros países los Gobiernos deben consultar el sistema de alerta alimentaria rápida de la Unión Europea (RASFF).

Varias organizaciones de consumidores pusieron en sospecha hoy la poder de este organismo, que consideran que “está confundiendo” a los ciudadanos, según recoge el diario DutchNews.

Estas partidas de huevos se han comercializado durante más de un año, aunque según varios expertos consultados por el diario “Volkskrant” el peligro para la salubridad es “bajo”.

El asunto asimismo ha tocado a Bélgica, donde la Agencia Federal de Seguridad Alimentaria (Afsca) fue informada en junio de unas partidas contaminadas por fipronil, cuyo uso está prohibido en el sector avícola.

La Afsca y la conciencia belga desarrollan una investigación, aunque, por el momento, los primeros disección publicados revelan que los niveles del pesticida utilizados en esas partidas de huevos “no representan un peligro para el consumidor”, informó la agencia Belga. EFE