Alien: Covenant, razones por las que la saga sigue fascinando | infominuto.com

Alien: Covenant, razones por las que la dinastía sigue fascinando

A casi 40 primaveras de su estreno, la dinastía tiene mucho que explotar

por Agencias

En el espacio nadie puede oír tus gritos.

Con esta sórdida premisa, Alien, el octavo pasajero llegó a las salas de cine en 1979 y dio punto a una de las sagas más emblemáticas de la ciencia ficción y el terror.

La salida que rodea estos días al estreno de su última entrega, Alien: Convenant, nos hace preguntarnos cómo la serie logró pasar los altibajos y perdurar el interés y la pasión durante casi 40 primaveras. Estas son algunas de las claves.

  1. Combinación de géneros

Alien, el octavo pasajero nació como una película sin grandes aspiraciones. Se dice que al inicio se planteó como una simple “interpretación espacial de Tiburón”.

Corría el año 1979 y dos primaveras antiguamente, el 25 de mayo de 1977, se había estrenado con gran éxito “La combate de las galaxias” (Star Wars). Se pensó que ésta sería otra película del carácter. Sin confiscación, para sorpresa de los espectadores, el filme dirigido por el sajón Ridley Scott dio un inesperado modismo en dirección a el terror.

El xenoformo, un espeluznante ser forastero que utiliza los cuerpos de los seres humanos como incubadoras para salir luego de sus vientres de la forma más sobrecogedora, se convirtió en protagonista de las pesadillas de muchos de nosotros. La mezcla de ciencia-ficción con terror demostró ser una postura ganadora e hizo que la película adquiriera casi de forma inmediata el calificativo de obra de culto.

  1. Constante renovación

Otra de las grandes virtudes de la dinastía es la variedad de las entregas. Tiene mucho que ver dos rudimentos fundamentales: la dosificación y el hecho de que hayan sido dirigidas por distintos cineastas.

Este es el orden de las películas de la dinastía:

Alien, el octavo pasajero (la innovador, Ridley Scott, 1979).

Aliens, el regreso (secuela, James Cameron, 1986).

Alien 3 (secuela, David Fincher, 1992).

Alien: Resurrección (secuela, Jean-Pierre Jeunet, 1997).

Alien vs. Depredador (primera de las derivadas o spin-off, Paul W.S. Anderson, 2004).

Alien vs. Depredador 2: Requiem (spin-off, Colin y Greg Strause, 2007).

Prometeo (precuela, Ridley Scott, 2012).

Alien: Covenant (precuela, Ridley Scott, 2017).

Las más alabadas suelen ser las dos primeras, en particular Alien, el regreso, una de las mejores películas de James Cameron, director todavía de Titanic y Alteración.

Esta diversificación de estilos y planteamientos no impidió que se lograra perdurar la identidad universal de la serie.

  1. La teniente Ripley

Con la película innovador nació uno de los personajes femeninos más importantes en la historia del cine: la teniente Ellen Ripley, papel interpretado por la actriz Sigourney Weaver.

Ripley es la suboficial de la nave espacial Nostromo, a la que misteriosamente llega el monstruo forastero, el octavo pasajero, para matar con el resto de la tripulación. La teniente, fue una inolvidable heroína, una mujer válido que no tuvo más opción que enfrentarse y derrotar a su competidor.

Curiosamente, Ridley Scott quería que la primera película terminara con la homicidio de Ripley. La examen de los ejecutivos de Fox Films fue probablemente lo mejor que le pudo acaecer a la dinastía.

  1. El forastero almibarado

El otro gran protagonista de la dinastía es el forastero en sí, ese ser xenoformo que dio punto a varias de las imágenes más memorables del cine de terror.

El mérito aquí le corresponde al suizo H.R. Ginger que le dio cara, fanales y forma a las terroríficas criaturas de la dinastía. Para el actor Michael Fassbender, protagonista de las dos últimas entregas, el poder del monstruo es indudable:

“Buena parte del éxito de estas películas tiene que ver con la criatura, esta bestia, esta creación que se mete positivamente en nuestra imaginación: es tan terrorífica, tan provocadora”, le dijo Fassbender a la prensa.

“No tiene fanales y esa desaparición de observación es aterradora. Es hermosa, repulsiva, todavía sexual”.

Tan importante es la presencia del forastero, que el director Scott lo recuperó para esta última película tras aceptar numerosas críticas por no incluirlo en Prometeo.

“Los fans estaban muy frustrados, querían ver más del monstruo innovador. Yo creí que la criatura ya estaba del todo exprimida, pero me di cuenta de que estaba errado”, reconoció Scott.

  1. Trasciende el cine

Alien pasó de ser un conjunto de películas a convertirse en un engendro cultural que trasciende el medio para el que se creó.

Hay una selección de cómics con híbridos formados por las criaturas protagonistas de Alien y personajes tan diversos como Batman, Vampirella o el sentenciador Dredd. Incluso se ha extendido al mundo del videojuego con joyas como Alien vs. Predator o Alien Isolation.

Por no charlar de las lecturas políticas que se pueden hacer de la trama.

“Creo que no se ha prestado suficiente atención a las lecciones de Alien mientras el planeta cada vez está más en manos de las corporaciones”, opinó la actriz Sigourney Weaver. Otra opción es prestarle atención al persuasivo consejo de Ridley Scott en su última entrega: “Cuando veas una cosa egregio en el firmamento, ¡corre!”.

Información de BBC Mundo