Alma Delia Fuentes murió en el abandono | infominuto.com

Alma Delia Fuentes murió en el cesión

La actriz falleció el domingo 2 de abril a los 80 abriles

por Agencias

Alma Delia Fuentes se hizo famosa cuando tenía 13 abriles. En noviembre de 1950 se estrenó la cinta Los olvidados, que se convirtió en uno de los filmes nacionales más aclamados de la historia, bajo la dirección del gachupin Luis Buñuel. Ella interpretó el papel de Meche, una inquietante adolescente que la llevó a estar nominada a la Mejor Actriz Pueril en los Premios Ariel de 1951 y que le abrió por completo las puertas del cine.

La tinieblas del 5 de abril de 2017, la Asociación Franquista de Intérpretes (ANDI) dio a conocer la novedad de que la actriz falleció el pasado domingo 2 de abril, a la época de 80 abriles, en casa de su hija longevo. Sus familiares decidieron cremarla.

Tenía nueve abriles cuando tuvo su primer acercamiento al séptimo arte, con un modesto papel en la cinta Sinfonía de una vida (1946), de Celestino Gorostiza, un año más tarde incursionó con la Compañía de Teatro Pueril de Bellas Artes, bajo la dirección de Clementina Otero. Para 1949 recibió el impulso de tener formado parte de dos películas fundamentales en su carrera con una comunidad de tantas, de Alejandro Galindo, y Allá en el rancho amplio, en su segunda interpretación y en donde interpretaba el personaje de Lilia del Valle en su etapa de niño. Esos trabajos le dieron el trillado bueno de Luis Buñuel.

La actriz ganó el Ariel a la Mejor Actriz Jovial, un año a posteriori de Los olvidados, por su trabajo en Historia de un corazón, de Julio Bracho, y adicionalmente formó parte de otros clásicos como A toda máquina, de Ismael Rodríguez, en el que compartió créditos con Pedro Infante. Asimismo fue nominada al Ariel por su papel en Mi esposa y la otra (1953).

Los siguientes 20 abriles participó en casi 40 filmes, entre los que destaca Las tres perfectas casadas (1953), de Roberto Gavaldón, con Miroslava Stern. Asimismo incursionó en los abriles 60 en la televisión, convencida por Ernesto Alonso para trabajar en una teleserie de mucho éxito y reparto multiestelar que incluía a Columba Domínguez, Carmen Montejo, Amparo Rivelles y Ariadna Welter; citación Las momias de Guanajuato (1962), poco a posteriori hace su retorno al cine, en cintas como El extra (1962) con Mario Oscuro Cantinflas, quien, según se dice, la hizo gemir durante el rodaje adecuado al carácter irascible del cómico.

A los 33 abriles, en 1970, dejó la vida en las pantallas para dedicarse a su comunidad; se había casado a los 17 abriles con Julio Azcárraga, y juntos procrearon cuatro hijos: Alma Delia, Ana Rosa, Bertha Eugenia y Julio Azcárraga Fuentes.

Es irónico que su papel más recordado sea el de Meche, de Los olvidados, la turbadora adolescente que frota su piel con cuajada de burra y es objeto del deseo de un infame ciego, pues los últimos abriles de su vida los pasó en condiciones de cesión, en el olvido. Vivió desde hace 64 abriles en una residencia en Naucalpan.

No obstante, la mansión en la que vivía no era un real hogar, tras el descuido y el cesión, prefirió instalarse en el parking de su hogar, mismo que estaba realizado de basura y excremento. El 1 de enero, la revista Proceso informó que Alma había desaparecido.

La última vez que supieron de ella fue el pasado 9 de noviembre de 2016, cuando salió de su casa en una ambulancia de la Cruz Roja sin asimilar el rumbo. Finalmente, la última novedad fue su defunción el pasado domingo en casa de su hija.