Antes y después de tener sexo


 
La seducción, el deseo y el cortejo no bastan en la maña del buen sexo. Además se requiere de algunas medidas de seguridad y ciertos hábitos de provisiones, comunicación e higiene personal ayer y luego del enfrentamiento, especialmente cuando se inicia una nueva relación de pareja.
 
“Cuando estamos empezando con una persona, las cosas no son tan solo las de tener sexo por tener”, resalta la sexóloga Myriam Balbela, basada en Los Ángeles. “El buen sexo requiere de ciertas medidas de seguridad y buenos hábitos, tanto para el hombre como para la mujer”.
 
Antiguamente

-Antiguamente de tener el primer enfrentamiento sexual con la persona se le debe preguntar, de guisa anterior y sin rodeos, si padece de herpes órganos sexuales o cualquier otra enfermedad sexual.
-No tener sexo seguro: Es importante estar claros de que se usará preservativos, para tener un sexo seguro y para no ocasionar un entorpercimiento no deseado.

-“Entreambos deben estar de acuerdo sobre qué tipo de preservativos van a usar hasta que se profesen la exclusividad o fidelidad”, señala la experta.
-Engullir o ingerir en exceso: El engullir en exceso puede provocar pesadez estomacal y problemas digestivos que impiden una buena fundación y movilidad para un buen enfrentamiento sexual. 
 
Durante

-Tratar poses inseguras o observar con juegos sexuales: Es una mala idea el tratar de sorprender a la pareja con poses poco seguras que puedan provocar lesiones en la espalda o caídas que interrumpan el acto.
-Siquiera resulta bueno para la vitalidad emocional ni física el practicar juegos sexuales que no nos gustan por el simple hecho de satisfacer las fantasías de la otra persona.
 
A posteriori 
-No se debe frenar el momento de afecto y caricias que usualmente las parejas se dan luego del buen sexo por salir corriendo al baño.
-Las mujeres deben además evitar las duchas vaginales.