Atención primaria: servicios de salud al alcance de todos

De acuerdo a los cánones de la Ordenamiento Mundial de la Vigor, la socorro sanitaria se divide en tres niveles: primarios, secundarios y terciarios. En la atención primaria se brinda la socorro para todos los individuos y familias a un costo asequible para la comunidad y el país. Y por el año 1978, los estados miembros de la OMS, acordaron la importancia de la masificación de este tipo de servicios, como táctica para un mejor nivel de salubridad de las naciones.

Así, la atención primaria debe ser traza como la saco de la pirámide, en la cual la gentío va escalando, de acuerdo a la complejidad de su cuadro, hasta alcanzar, si es necesario, al tope o tercer nivel, donde están ubicados las clínicas y los hospitales”, refiere el doctor Andrés Simón González-Silén, director ejecutor de Venemergencia.

Adoptar una visión holística más allá de maniquí médico tradicional, debe ser el estandar de la atención primaria de salubridad. Pero, la OMS reconoce que muchas de las causas básicas de los problemas de salubridad y del surgimiento de las enfermedades escapan al control del sector de la salubridad. Sugiere que deben abordarse a través de un enfoque amplio que abarque toda la sociedad.

Pero, al balbucir de atención primaria se piensa en un clínica; en efectividad se debe ir mucho más allá. Se comercio de una propuesta falta convencional, en medio de un sistema de salubridad muy convencional. “Incluso, la hospitalización en casa forma parte de este nivel, albarca todo lo que podamos hacer en salubridad antiguamente de que el paciente llegue a un establecimiento clínico”, aseguró González-Silén.

Atención para todos

En la escalera de la salubridad, la atención primaria juega un rol fundamental, no solo desde el punto de traza del sistema asistencial como un todo, sino desde la óptica de la calidad de vida de las personas. “ Ya no es sólo un tema financiero, sino de bienestar social integral; de poner los servicios de salubridad, eficientes y asequibles, positivamente al gravedad de todos”, aseguró  el doctor Andrés Simón González-Silén.

El secreto del éxito de un maniquí de negocio que brinde atención médica primaria radica en dos aspectos fundamentales, de acuerdo a lo descrito por el directivo:

En primer espacio, dar atención médica domiciliaria de calidad, lo cual se traduce en que hasta un 85% de los servicios médicos se presten en la casa. Que no implique alcanzar a la clínica, para así descongestionar las salas de emergencia y puedan prestar mejor calidad de atención.

Y en segundo espacio, con la reducción del uso de los servicios de emergencia, se logra una reducción de los costos, porque alcanzar a una clínica resultaría mucho más gravoso que quedarse en casa y admitir allí la atención primaria, según explica el doctor.

De esta guisa, se convierte en la punta de asta para mejorar la salubridad, disminuir la morbilidad, aumentar la equidad y mejorar enormemente la eficiencia de los sistemas de salubridad.