¡Atrévete! A lucir un melena natural lleno de rizos


A posteriori de muchos abriles de ver en cada pasarela y tapiz roja desfiles continuos de cabellos lisos como tablas o levemente ondulados por fin parece que la cosa empieza a igualarse para los cabellos rizados.
 
Brillar una pelambrera natural puede ser traducido como no peinarse o no trabajarla adecuadamente y esto no debería de ser así. La verdad es que la mayoría de consecuencias de sufrir el mechones como es frente a intentar cambiar su naturaleza son ventajas, pero si hay poco contra lo que luchan día a día las personas que quieren enlucir sus rizos es contra el encrespamiento.
 
>VEA TAMBIÉN: Tendencia de coronas y moños de trenzas
>VEA TAMBIÉN: Trenza desaliñado, la tendencia que sigue
 
¿Cómo sufrir tus rizos?
Existen distintos tipos de rizos: ondulado, rizado o en hélice. Los cabellos ondulados tienden a tener rizos sueltos con forma de ‘S’. No es ni rizado ni plano, se encuentra en el punto medio.
Los cabellos rizados son más cerrados que los cabellos con ondas pero menos que los que tienen el rizo en hélice.
 
Por extremo, los rizos en hélice son como muelles, en forma de ‘zigzag’ y comienzan muy cerca de las raíces.
 
Para los rizos gruesos y cerrados, lo mejor que puedes hacer es utilizar acondicionador sin enjuague, grasa y crema. Aplicar estos productos en el mechones húmedo será tu mejor posibilidad. Te ayudará a proteger tu mechones, hidratarlo y nutrirlo, creando unos rizos perfectos.
 
Cuidados extras: Las melenas rizadas tienden a ser mucho más secas de lo frecuente, por eso hay que tenerla siempre hidratada. Encima, una correcta técnica de cepillado ayudará a que tus rizos no se abran y pierdan forma, definición y elasticidad.
 
Recomendaciones
Para conseguir desenredarlo debemos de principiar haciéndolo por las puntas, posteriormente subir a medios y por extremo terminar desde la raíz. Ello podemos hacerlo con diferentes tipos de peines. Los más recomendados para cuidar nuestros rizos y evitar que se encrespen son los de púas gordas, los metálicos y los peines de tenedor. Con ellos evitaremos que se apelmace y mantendremos de la mejor forma posible nuestros rizos naturales.