Avión japonés pierde en dos vuelos sucesivos el mismo panel del fuselaje

Uno de los paneles fue descubierto en el dominio de una manufactura de la prefectura de Ibaaraki, al noreste de Tokio.

El número de serie permitió establecer que se manejo del panel que se desprendió el 7 de septiembre pasado de un Boeing 767 de ANA, que volaba desde China alrededor de el aeropuerto de Tokiio-Narita.

“Tras poseer controlado minuciosamente las piezas y reemplazado el panel, el avión regresó a China el 8 de septiembre”, pero el nuevo panel volvió a desprenderse durante el planeo de regreso a Narita, precisó un portavoz de la compañía.

El panel que el Boeing 767 perdió en dos ocasiones en el mismo trayecto cubre el circunscripción donde se encuentra el tobogán de aprieto.

La caída de los paneles fue causada por un defecto en la bombona de gas que desencadena el despliegue del tobogán.

La bombona expulsó gas de forma intempestiva, causando la caída del panel en dos ocasiones.

“La bombona fue reemplazada y por lo tanto el incidente no volverá a producirse”, declaró el portavoz.

La semana pasada, un panel de 4,3 kilos de un avión de KLM había caído poco luego del despegue del aeropuerto de Osaka, rompiendo el parabrisas de un automóvil sin causar víctimas.