Ayudante municipal alertó sobre daños en Paso Express; “nunca nos hicieron caso”, dice

Una autoridad específico del municipio de Chipitlán, Morelos, denunció “mala planeación” en la construcción del Paso Exprés y solicitó la reparación de los daños que aquejaban a la comunidad.

El ayudante municipal del poblado de Chipitlán, Mario Meneses Pozo, envió un escrito el 30 de junio de 2017 al director caudillo del Centro de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, para informarle sobre “el mal trabajo realizado en el tramo del Paso Express, entre el Conalep y la privada Carmelina“.

El radio señalada en el documento enviado por Meneses Pozo es un punto cercano a donde se abrió un socavón la mañana de este miércoles, causando la asesinato de dos personas que viajaban en un automóvil sobre el Paso Exprés.

El ayudante municipal denunció que un tapia sublime en esa radio estaba a punto de colapsarse, adecuado a un tubo de drenaje en “estado obsoleto” que no fue sustituido por un apto para dicha obra y añadió que el caudal que desprecio de la Barranco Santo Cristo, “que corre exacto por debajo de este tramo”, había provocado inundaciones.

“Ya se veía venir”, afirmó Meneses Pozo la mañana de este miércoles en declaraciones al Diario de Morelos. “Tratamos de preparar esto con oficios a SCT y la verdad nunca nos hicieron caso y ahí están las consecuencias. Les advertimos que podría suceder una desgracia humana y ahí están las consecuencias. No hay revés detrás”, dijo.

El secretario de Comunicaciones y Transportes federal, Gerardo Ruiz Esparza, aseguró este miércoles frente a varios medios que el drenaje bajo la carretera “ha funcionado muy acertadamente durante 40 abriles” hasta que el martes 11 “se taponeó, reblandeció el suelo”. El tapón en el drenaje ocurrió a consecuencia de las lluvias y del conducción de basura en las zonas urbanas”.

Igualmente el director del Centro SCT-Morelos, José Luis Alarcón Ezeta, se refirió al drenaje bajo el Paso Exprés y dijo que durante la obra no se tocó el tubo, sin bloqueo, sí tenían conocimiento del paso de agua por debajo de la autopista y los problemas que generaba. “Vimos que se había colapsado, entonces empezamos la obra para repararlo (…) desafortunadamente sucedió el agujero y colapsó el tema“, explicó.