BMV cierra la semana con ganancia acumulada de 0.85%

El Índice de Precios y Cotizaciones (S&P/BMV IPC) saldó la última marcha de la semana en demarcación positivo, con una rendimiento de 0.16 por ciento, equivalente a 81.28 enteros, para cerrar en los 51 mil 75.46 puntos.

El principal índice accionario mexicano concluyó así una semana de altibajos, donde perdió el carretera de las 51 mil unidades, pero las volvió a recuperar y con una rendimiento acumulada en las últimas cinco jornadas de 0.85 por ciento, luego de que la semana previa perdiera 1.33 por ciento.

En medio de un comportamiento pesimista en Wall Street, producto de la desconfianza en la capacidad del gobierno de Donald Trump para implementar su memorándum de reformas económicas, el IPC no se pudo sustentar indiferente a sus similares estadounidenses, pero el sector financiero y telecomunicaciones con las ganancias de las acciones más operadas, Banorte y América Móvil, que tuvieron un avance de 0.40 y 0.30 por ciento respectivamente, apoyaron los resultados en la Bolsa Mexicana de Títulos (BMV).

En lo que va del año, el IPC acumuló una rendimiento nominativo de 11.90 por ciento y, en lo que va de agosto, lleva un elevación de 0.12 por ciento.

Con un cuerpo de operación bajo de 194.28 millones y un valía de 7 mil 114.77 millones de pesos, la BMV concluyó la marcha con 67 emisoras al elevación, 45 a la desprecio y 19 sin cambio.

Los títulos que más destacaron en la parte inscripción de la pizarra del carretera de remates fueron encabezados por Simec, con una rendimiento de 3.72 por ciento; La Tomar, con una elevación de 3.57 por ciento; las acciones de Gruma, Kuo y Peñoles, aumentaron 3.22, 2.87 y 2.47 por ciento, en ese orden.

En el otro flanco de la báscula, Javer cayó 2.59 por ciento; Médica Sur retrocedió 1.94 por ciento; OHL y Femsa con un retroceso de 1.83 y 1.63 por ciento, respectivamente.

La postura de Trump en torno a los supremacistas blancos en Virginia provocó un musculoso distanciamiento frente a los ejecutivos de las compañías estadounidenses, lo que abre un espacio a la incertidumbre en las bolsas neoyorquinas.

Delante este escena y de cara igualmente a las discusiones presupuestales y fiscales en Estados Unidos, Wall Street cerró a la desprecio. El Dow Jones cedió 0.35 por ciento, hasta los 21 mil 674 puntos, y recortó 0.8 por ciento en la semana.

El S&P 500 perdió 0.18 por ciento y llegó hasta los 2 mil 425 enteros, y amplió su caída semanal a 0.6 por ciento. El Nasdaq retrocedió 0.09 por ciento (6 mil 216 puntos), y en la semana bajó 0.6 por ciento.

Los mercados financieros se mantienen atentos a la renegociación del Tratado de Vacancia Comercio de América Latina (TLCAN) y comienzan a tumbar cada vez más insistentemente con destino a el Congreso de Estados Unidos, con temas como el presupuesto de 2018 y la discusión del techo de la deuda estadounidense.