Carece Oaxaca de Atlas de Riesgo actualizado, denuncian

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

El Atlas de Peligro de Oaxaca no ha sido actualizado desde hace 7 primaveras y frente a los últimos eventos sísmicos, es urgente que el Gobierno del Estado no sea omiso en el tema, afirmó Horacio Antonio Mendoza, diputado específico del PRD en el Congreso del Estado.

Ayer, un puente vehicular colapsó en la comunidad de Admisión Ixtaltepec y varias casas terminaron de derruirse en el municipio de Juchitán de Zaragoza, luego del seísmo de 6.1 grados con epicentro en Unión Hidalgo, Oaxaca

Además se registraron algunos daños en las instalaciones de la almohadilla aérea de Ciudad Ixtepec, sede del bunker de funcionarios del gobierno del estado y federal, al ser instalado ahí el Puesto de Mando para coordinar las operaciones de apoyo y distribución de ayuda humanitaria.

Antonio Mendoza dijo que se deben asignar mayores fortuna económicos al tema de prevención de desastres y capacitación a los ciudadanos desde las escuelas, al ser las nuevas generaciones de ciudadanos.

El diputado del PRD en la Cámara de Diputados específico consideró necesaria la comparecencia urgente del nuevo titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Oaxaca (CEPCO), Heliodoro Díaz Escárraga, para conocer el estado que guardan las alertas sísmicas y bocinas de alertamiento.

“El cese del mencionado funcionario Amando Bohórquez Reyes no resolvió la crisis que se vive en el Istmo de Tehuantepec y mucho menos atendió la desliz de bocinas de alertamiento en la renta y municipios conurbados, al negociar a su mínima capacidad, pese a que siguen los sismos”, dijo.

El diputado específico lamentó la desliz de inoperatividad por parte del Gobierno del Estado para atender la crisis tanto por el seísmo del 7 de septiembre, no solo en el Istmo sino en la región de los Mixes, Mixteca y Sierra Septentrión, en donde los afectados siguen en el renuncia oficial.

Reconoció la solidaridad de la muchedumbre, quienes se organizaron y fueron los primeros que apoyaron en labores de remoción de escombros, atención de heridos y suministro de víveres para los más de 120, 000 damnificados.

Externó a los 570 ayuntamientos a crear sus direcciones de Protección Civil asignar personal para estar atentos a los sismos, daños por lluvias o cualquier situación por desastres naturales en una entidad como Oaxaca, la cual ha vivido más de 4 mil replicas del seísmo del 7 de septiembre.