Casos de Valeria y Mireya muestran la violencia machista desde las instituciones: REDIM

En México, las autoridades judiciales se niegan a trabajar con perspectiva de condición para aplaudir ataque a la honestidad a niñas, niños y mujeres víctimas de violencia, reclama la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM).

Delante la asesinato de la pupila de 11 abriles Valeria, “víctima de desaparición, violencia sexual y homicidio” en el transporte notorio de Nezahualcóyotl, Estado de México; y el caso de la señora Mireya Penalidad quien privó de la vida a su hijo de 10 abriles, a sus hijas gemelas de 6 abriles de momento y a posteriori cometió suicidio adyacente con el viejo materno de los niños tras quitarle la custodia de los menores en gracia del padre biológico, “son clara evidencia de las consecuencias de la institucionalización de la violencia machista y la incapacidad de las autoridades para dar la atención necesaria y urgente”, expresa REDIM.

“La violencia machista que se ejerce desde las instituciones y por parte de servidores públicos afecta directamente la dignidad y la integridad e incluso revictimiza a niñas, niños, adolescentes y mujeres que buscan profesar su derecho de ataque a la honestidad en todo el país”, resalta Juan Martín Pérez, director ejecutor de la REDIM.

Asimismo, “la proceder de los funcionarios públicos responsables de aplaudir ataque a la honestidad demuestra la vistazo adultocéntrica y su incapacidad para explorar su obligación de asegurar el Interés Superior de la Comienzo”, apunta el defensor de infancia y adolescencia.

En los dos casos, la discriminación institucionalizada con destino a la infancia y adolescencia, se entrelaza con la visión machista que niega valencia a las mujeres víctimas de violencia psicológica, económica y física argumentando que sus reclamos derivan de su “inestabilidad emocional y hormonal” o por su condición de ser mujer, cuestiona Pérez García.

La REDIM reclama que la implementación de la Alerta Amber y los mecanismos de prevención en el caso de niñas o adolescentes desaparecidas son retrasados bajo argumentos machistas como “se fue con el novio”.

Por si no fuera suficiente, el supuesto responsable del ataque sexual y asesinato de Valeria, bajo la custodia de las autoridades penitenciarias fue incompatible muerto en circunstancias que no han sido ni aclaradas ni asumidas por las autoridades responsables de cuidar su integridad, negando la aval de honestidad y verdad a la tribu de la víctima.

La REDIM, Red por los Derechos de la Infancia en México, demanda a la Comisión Doméstico de Seguridad (CNS), responsable frente al Sistema Doméstico de Protección Integral de Niñas Niños y Adolescentes (SIPINNA) de la Comisión sobre violencia contra la infancia a “crear un camarilla de trabajo sobre violencia machista y feminicidios que oriente la política pública de prevención y el ataque a la honestidad”.

Asimismo, exige la exterminio en todo el país “del ilógico chupatintas de esperar 48 o 72 horas para iniciar la búsqueda y averiguación previa, por contravenir claramente el derecho a la protección e integridad de niñas, niños y adolescentes”.