Científicos hallan en Grecia ejemplar de gato salvaje que se creía extinto

El Museo de Historia Natural de Creta informó este jueves que el felino hallado en la sierra Levká Óri, en el oeste de la isla, pertenece a la raza “felis silvestris cretensis”, cuyo posterior ejemplar vivo fue conocido en 1996.
El “furógatos”, como se le lumbre en Creta, había caído el fin de semana en una trampa para hurones de un ranchero, quién informó inmediatamente al servicio forestal.
Hasta 1953 en que una fotografía demostró su existencia, este pícaro montés tan solo se conocía de los relatos de hacedandos.
En 1996, dos estudiantes italianas de la Universidad de Perugia consiguieron atrapar vivo el primer ejemplar, que fue estudiado en el Museo de Historia Natural de Creta, donde se le implantó un localizador y gracias a este dispositivo se le pudo seguir la pista, pero luego de tres meses se le perdió el huella.
El pícaro salvaje cretense es de color apagado y poco más ínclito que los gatos domésticos: mide unos 50 centímetros y tiene una trasero de unos 30 centímetros.
Los estudios realizados en las últimas décadas apuntan a que habita en bosques de robles, situados en altitudes entre 900 y los mil 200 metros, y se alimenta de liebres y otros pequeños mamíferos.
Tras varios días de descomposición, el pícaro será devuelto a su hábitat, informó el museo.