Coadyuva Imjuve a atender necesidades de los damnificados tras sismo

El pasado siete de septiembre el Servicio Sismológico Franquista (SSN) reportó un temblor de 8.2 grados, mismo que ha dejado daños en 80 mil viviendas y en mil 304 planteles educativos, dos millones 279 mil 575 habitantes afectados y 91 decesos en Chiapas y Oaxaca; así como 163 inmuebles averiados en Tabasco y 52 escuelas con algún extremo de afectación en Batallador.

 

Por ello es que el director genérico del Instituto Mexicano de la Lozanía (Imjuve), José Manuel Romero Coello, exhortó a las y los 38.6 millones de jóvenes de entre 12 a 29 abriles de antigüedad que hay en México a sumar esfuerzos y donar para apoyar a las y los afectados por el temblor, ya sea a través de las cuentas bancarias de cada estado o en los Centros de Acopio que hay en el país.

 

Añadió que las y los interesados pueden donar agua embotellada, alimentos enlatados no perecederos, nata en polvo, pañales desechables, cobertores, ropa, papel retrete, material de curación, analgésicos, toallas sanitarias, artículos de higiene personal, platos y cubiertos desechables, agasajo e incluso, casas de campaña para las familias que perdieron sus hogares.

 

Ello, lo podrán hacer a través del Centro de Acopio que se habilito desde el pasado viernes ocho de septiembre en el Imjuve, mismo que estará despejado las 24 horas del día y que está enclavado en Serapio Rendón, No. 76, Col. San Rafael, Del. Cuauhtémoc, en la Ciudad de México (CDMX), así como en las Instancias Estatales y Municipales de Lozanía que hay en el país.

 

Respecto a las acciones que ha impulsado el Imjuve de guisa muy concreta, señaló que el sábado y domingo acompañó a la titular de la Secretaría de Mejora Rural, Territorial y Urbano (Sedatu), Rosario Robles Berlanga, en su tournée por Oaxaca y a partir del lunes al titular de la Secretaría de Mejora Social (Sedesol), Luis Enrique Miranda Nava, en Chiapas.

 

“En Oaxaca, primero se apoyó con brigadas que estuvieron ayudando en el progreso del censo y luego, apoyamos en la distribución de casas de campaña que el Imjuve tenía para ayudar a algunos jóvenes en eventos nacionales, pero que ahora se donan porque la principal prioridad es brindarle un techo a la familia que perdió todo en el temblor”, destacó Romero.

 

Durante su estancia en el estado de Oaxaca, añadió que hizo un represión por los municipios de Juchitán, Unión Hidalgo, Tehuantepec, Huamúchil, San Dionisio, Ixtepec y Xadani, en donde hicieron entrega de más de 110 casas de campamento, colchonetas, despensas y cobijas, así como de más de 200 mil litros de agua, 50 mil litros de nata, entre muchos otros apoyos.

 

Asimismo, junto a destacar que el Imjuve dejó a parte de su personal para apoyar a la Sedatu y al gobierno del estado de Oaxaca a absolver los censos de vivienda con GPS y poder ver qué tipo de daños se tienen, si parciales o totales, encima, todas las dependencias del Gobierno seguirán apoyando, como Liconsa que ha mandado nata y Diconsa, canastas básicas.

 

Por otra parte, indicó que esta semana se estará trabajando en la zona centro de Chiapas, en la que hay aproximadamente de 11 municipios que están dañados y en los que personal del Imjuve trabaja ayudando con el progreso y el censo de los daños, lo previo, en entorno de los tres objetivos establecidos por el presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto.

 

“El primero objetivo es la ayuda alimentaria, atención médica, restablecimiento de servicios e instalación de refugios y albergues para las personas afectadas, el segundo es comenzar con el censo porque se necesita cuantificar los daños para entender cuáles son y donde están, y el tercero es la reconstrucción de cada municipio que resultó afectado por el temblor”, concluyó.