¿Cómo combatir el cansancio de toda la semana?


Hay guisa de combatir al agotamiento y ganarle la partida, para ello puedes tomar  acciones  que te lleven a  aumentar tus niveles de energía y realizar tus actividades diarias con más talante.
 
BBC Mundo resume algunas sugerencias de los médicos que puedes poner en maña de inmediato.
Empieza el día con un café
Sí, es una de las mejores opciones para despertar y activar al cerebro.
Diferentes estudios científicos internacionales coinciden en afirmar que uno de los varios existencias metabólicos que tiene la cafeína en el organismo es incrementar los niveles de energía física y mental.
 
“La cafeína estimula la producción de dopamina, un neurotransmisor en el cerebro que influye en los niveles de concentración”, explica Susan Roberts, directora del Laboratorio de Energía Metabólica del Centro de Investigación de Avituallamiento Humana del Unidad de Agricultura de Estados Unidos.
 
Escoge admisiblemente el menú para tu desayuno y tu desayuno
El consumo de determinados alimentos permite que la energía que le proporcionan se mantenga en el organismo por un período de tiempo viejo.
“El índice glucémico calcula la celeridad con la que la azúcar se incorpora al torrente escarlata luego de tomar”, le dice a BBC Mundo Ayela Spiro, de la Fundación de Avituallamiento Británica.
 
“Los productos que contienen apresto o azúcar incrementan los niveles de azúcar en la crimen con celeridad”.
 
>VEA TAMBIÉN: ¿Sabías que el café es bueno para el prueba físico?
 
Toma agua, mucha, aunque no tengas sed
La desidia de hidratación adecuada puede alterar los niveles energéticos de una persona, su capacidad para pensar y su estado moral, según dos estudios realizados por la Universidad de Connecticut, en EE.UU.
 
Según la investigación, los existencias adversos de la deshidratación, incluso no siendo importante, eran los mismos para personas que pasaban 40 minutos ejercitándose o aquellas que estaban sentadas en frente de un computador.
 
“La sed aparece cuando la deshidratación es de 1% o 2%, pero en ese momento, el cuerpo ya está sintiendo el impacto en el funcionamiento del cuerpo y la mente”, explica Lawrence Armstrong, uno de los científicos que participó en el estudio.