¿Cómo curar al natural los eczemas que causan picor?

A la hora de tratar los eczemas se debe considerar desde todos los aspectos, y tener en cuenta tanto el interior como el foráneo para arrostrar un tratamiento integral.

Los eczemas son problemas de piel difíciles de tratar, ya que no suele ser sencillo diagnosticar su causa.

Pero, la condición se puede retornar mucho más desagradable si va acompañada de picor, lo cual puede causar nerviosismo y ansiedad a la persona que la sufre.

Y en la naturaleza, encontramos cómo tratar los eczemas que causan picor, con remedios caseros y sin existencias secundarios.

¿Por qué los eczemas son tan difíciles de curar?

Los problemas de piel son un campo en el cual se ha liberal mucho menos que en otros, por la dificultad existente a la hora de diagnosticar sus desencadenantes.

Este problema nos lleva a tratamientos comunes para tratar todo tipo de trastornos cutáneos que, no obstante, pueden tener orígenes muy diferentes.

Por otro banda, la terapéutica o pautas que se suelen prescribir no curan en sinceridad el problema, sino que calman los síntomas de modo temporal.

Si no descubrimos cuál es la causa siquiera podremos terminar con el eczema de modo efectiva.

Partimos de la comestibles

En cualquier tratamiento natural debemos comenzar por la comestibles.

Hoy en día se consumen muchos productos procesados y refinados que pueden dar puesto a todo tipo de problemas cutáneos, en un intento del cuerpo por eliminar esas toxinas del organismo.

No podemos olvidar que la piel es un entraña que permite depurar toxinas a través de los poros.

Un exceso de azúcares, harinas refinadas y grasas poco saludables (carne roja y embutidos, quesos, fritos, pastelería, helados, pizza, etc.) puede estar relacionado con los eczemas.

Otro de los posibles culpables puede ser algún alimento que nuestro cuerpo no esté digiriendo correctamente. Los más comunes hoy en día son el gluten, presente en el trigo, la avena, la cebada y el centeno, y la lactosa, que es el azúcar de la cuajo.

Atención al sistema nervioso

Las personas que han probado todo tipo de tratamientos sin resultado deben tener en cuenta igualmente el sistema nervioso, el cual se refleja, cuando está desfigurado, en estrés, ansiedad, depresión, irritabilidad, etc.

La pista definitiva nos la da el picor, el cual refleja una degeneración del sistema nervioso periférico.

Para regular el sistema nervioso lo podemos hacer de varias maneras (o, mejor aún, combinándolas):

  • Tomar suplementos reguladores, como la diastasa de cerveza, la melisa, la pasiflora, el polen, la avena, etc.
  • Hacer entrenamiento de intensidad media dos o tres veces por semana.
  • Tener contacto con la naturaleza y caminar descalzos.
  • Tomar el sol cada día, fuera de las horas de máxima radiación.
  • Evitar el estrés y tener tiempo fugado.
  • Mejorar el refrigerio noctívago.

¿Alergias?

Si sabemos con exactitud desde cuándo tenemos los eczemas debemos descartar igualmente que poco nos esté causando algún tipo de aversión.

Debemos tener en cuenta la ropa y todo aquello con lo que esté en contacto esa parte del cuerpo.

En muchos casos igualmente pueden ser los productos de higiene y cosmética que usemos, que pueden contener sustancias tóxicas. Estas sustancias no afectan a todos los cuerpos por igual, pero sí que pueden irritar e inflamar las pieles más sensibles.

Remedios internos

Para descubrir la posible causa, a nivel interno podemos tomar algunos remedios que nos ayudarán a depurar las toxinas que se acumulan en la piel, así como a calmar la inflamación e irritación:

  • Infusiones de ortiga, diente de bizarro y regaliz: Dos al día.
  • Agua de mar: 2 ½ cucharadas de agua de mar (25 ml) con 7 ½ cucharadas de agua natural (75 ml).
  • Catalizador de cerveza: Según las indicaciones.
  • Unto de hilo de cuna en frío: Una cucharada al día (15 g).
  • Unto de coco virginal extra: Dos cucharadas al día (30 g).

Remedios tópicos

Para que el tratamiento sea completo podemos combinar el consumo de suplementos con la aplicación diaria de algún producto específico.

Hoy en día podemos encontrar algunos productos naturales u homeopáticos conveniente efectivos, aunque dependerá de cada caso.

En casa igualmente podemos probar con algunos de estos remedios tópicos:

  • 3 cucharadas de unto de coco virginal extra (45 g) con 10 gotas de unto esencial de espliego y 10 gotas de unto esencial de romero.
  • Agua con bicarbonato de sodio.
  • Agua de mar pura.
  • Extracto de regaliz.
  • Combinación de flores de Bach: Rescate con agrimonia (Agrimonia eupatoria)
  • Crema homeopática de azufre (sulphur).
  • Propóleo puro. (Fuente: mejorconsalud.com)