¿Cómo distinguir un ataque al corazón de un ataque de ansiedad?

A menudo solemos confundir un ataque de ansiedad con uno al corazón ya que los síntomas, a simple horizonte, son congruo parecidos.

Si te has antitético alguna vez en esta situación o tus agitación te juegan malas pasadas, toma nota de estas diferencias que harán que tú mismo puedas discernir de qué se comercio.

Ataque al corazón. Qué es

Un ataque al corazón o infarto se produce cuando un coágulo en la arteria coronaria bloquea el suministro de crimen y oxígeno hasta el corazón.

Se desencadenan latidos cardíacos irregulares, lo que conocemos como arritmias. A su vez, causan una disminución importante en la función de bombeo del corazón.

Si la obstrucción que no se comercio en un periodo corto de tiempo acabará provocando la homicidio del músculo cardíaco afectado.

Los síntomas

  • Si estás sufriendo un infarto tendrás un dolor opresivo, generalmente, en la zona central del pecho, en medio, y se puede comprobar en el extremidad izquierdo y en la espalda.
  • Asimismo, el dolor incluso puede irradiar al cuello, muelas y mandíbula.
  • La intensidad puede variar, pero dura más de cinco minutos y no afecta a la respiración.
  • Por otro costado, aparece una sensación de picazón que, en muchas ocasiones, sólo está presente en el extremidad izquierdo.
  • Además es popular tener sudoración fría y pegajosa, repulsa e incluso vómitos.

Las personas que sufren un ataque al corazón no tienen una respiración agitada, por lo que no hay escasamente casos en los que este, adicionalmente, provoque un ataque de ansiedad.

Si ves que tienes algunos de esos síntomas desde hace ya cinco minutos, tendrás que citar a la ambulancia o ir a urgencias de inmediato.

¿Y qué es ataque de ansiedad?

Además se conoce como ataque de pánico y consiste en una reacción muy intensa, acompañada de la sensación de descuido de capacidad para controlar tu estado de agitación.

Las claves hay que buscarlas en el tipo de pensamientos que las provocan y que suelen ser de índole catastrofista, así como en la hiperventilación, que provoca un rapidísimo aumento de activación fisiológica generalizada.

Un ataque de ansiedad, a nivel físico, se da por la hiperactivación de la anginas, la cual se pone en alerta cuando percibe que hay una situación de peligro.

Para intentar resolver el problema habrá que durar a descubrir los motivos o para qué se dispara en nosotros la señal de amenaza o amenaza delante estímulos que, objetivamente, no son peligrosos.

En cualquier caso, delante un cuadro así, lo mejor es venir a un doble para tomar un diagnosis adecuado. Y es que a través de un tratamiento psicológico encontrarás el origen verdadero del trastorno de pánico.

Los síntomas

En el caso de los ataques de ansiedad, hay que rememorar que se comercio de un episodio de agitación que puede aparecer en las situaciones más comunes y aparentemente tranquilas de nuestra vida cotidiana.

  • Los síntomas de un ataque de ansiedad se suelen dar en un periodo mayor, generalmente, de 10 minutos y se comercio de un dolor que se da en el ámbito del pecho y es intermitente: igual que viene se va y al revés.
  • En estos episodios incluso notarás envaramiento y sensación punzante pero no se limitará al extremidad izquierdo, ya que incluso se puede comprobar en el extremidad derecho, en las piernas y en los dedos.
  • Cuando se está sufriendo un ataque de ansiedad las personas tienen miedos irracionales, como a volverse imprudente.

En el caso de que no estés seguro si tienes un ataque al corazón o de ansiedad, lo mejor será que vayas de inmediato al médico. Esperar no será una buena idea en cualquiera de los casos.

Como te puedes imaginar, si estás sufriendo un ataque al corazón y no vas al médico rápido puede terminar en la homicidio.

Igual, si tienes un ataque de ansiedad y no te tratas, puede que aumente la intensidad de los ataques, cuando puede mejorar si se va a un doble. (Fuente: mejorconsalud.com)