¿Cómo lograr que tus hijos coman saludable?


Una investigación nuevo del Centro de Estudios sobre Sustento Pueril que analiza el modo de provisiones de los niños de 0 a 3 abriles, puso sobre la mesa una verdad que se sospechaba pero que hasta el momento no tenía datos certeros: ya desde sus primeros abriles de vida 4 de cada diez niños reciben en su dieta alimentos poco saludables.
 
El nota pone en alerta a cualquier adulto que tenga a su cargo la responsabilidad de criar niños, sobre todo, si se considera que a esa años no puede atribuirse la falta ni a la publicidad ni a la escuela ni al carácter difícil del chaval.
 
El doctor Esteban Carmuega, subraya que en el momento de entablar a introducir alimentos sólidos en la dieta del infante, a partir de los 6 meses de años, lo principal es difundir un momento destinado a compartir con los chicos el acto de alimentarse. 
 
“Nosotros hablamos de ‘provisiones perceptiva’, que es el proceso por el cual el chaval empieza a inspeccionar los sabores y las texturas de los alimentos, a darse cuenta de cuán agudo es lo agudo, cuán dulce es lo dulce”. 
 
“De falta sirve darle el alimento de la mejor calidad al chaval si mientras se lo estoy dando le pongo la cuchara en la boca pero no lo miro ni le presto atención o si estoy distraído mirando la tele o con el celular”, explica.
 
El mismo concepto resalta la doctora Sabrina Gatti Wosner, talleres de provisiones en la primera infancia. “Es igual de importante aquello que comemos que cómo lo comemos. Toda provisiones es perceptiva, o debiera serlo”, introduce.
 
-El modo de manducar: Es fundamental reflexionar nuestro modo de manducar, cómo nos vinculamos con el alimento, cómo queremos que nuestros hijos coman.
 
-No sólo tragar: Yantar es mucho más que tragar, es la suma de experiencias que entran a través de nuestros sentidos.
 
-Una experiencia placentera: Hacer que tengan experiencias satisfactorias puede contribuir a que los niños se alimenten correctamente por el resto de sus vidas.