¿Cómo mejorar la lonchera en tiempos de crisis?

En momentos de difícil acercamiento a los productos a los que estamos acostumbrados a consumir, se hace esencial conocer nuevas propuestas nutritivas que satisfagan las micción de nuestro cuerpo para estar y sentirnos adecuadamente

Como adecuadamente dice un dicho, la pobreza agudiza la creatividad y el entendimiento. En momento de crisis lo mejor es retornar a lo esencial, a los alimentos sanos que nos proporcionan todo lo que necesitamos y, encima, a ser un poco más creativos a la hora de nominar y combinar toda la tono de nutrientes que tienen los vegetales, granos, proteínas y cereales para absorber lo mejor de ellos para nuestro bienestar.

Judith Nyisztor, experto en avituallamiento deportiva asegura “hay  desinformación y muchos mitos en todas las redes por eso queremos una oportunidad para dar información efectivo, oportuna y exacto en voces expertas, trayendo al ruedo una serie de recomendaciones prácticas para asegurar una buena avituallamiento”, recalcó Nyisztor.

El cómputo ideal

La buena comestibles depende de memorizar el valencia nutritivo y la función de los alimentos. De acuerdo con la experto, tanto las proteínas, como los vegetales, cereales y carbohidratos son sumamente importantes para que nuestro cuerpo se desempeñe de guisa adecuada y la idea es memorizar cómo combinarlos para obtener lo mejor de cada uno.

“Los plátanos y los tubérculos, el ñame, la papa, son carbohidratos muy importantes y no deben ser retirados de nuestro consumo porque nos brindan vitaminas de confuso B y algunos minerales como el hierro, el fósforo, el magnesio y, sobretodo la fibra, que proviene de todos los productos integrales. Para enriquecer, por ejemplo, una apera, podemos colocarle avena, linaza, zanahoria o remolacha, que nos permite agregarle esa fibra que necesitamos diariamente, más que todo en las mañana para darle una buena funcionalidad a nuestro maquinaria digestivo”, recomendó Nyisztor.

En cuanto a las proteínas, es importante tomar en cuenta que son todos aquellos alimentos que nos ayudan a la restauración y reparación de nuestros músculos y tejidos, proporcionando la energía requerida.

La magister en avituallamiento explicó que éstas deben ser de excelente calidad porque hay diferencia en el valencia proteico en cada uno y están encargados de brindarnos vitaminas y minerales como el calcio, el hierro, la vitamina A,  D, B1 y B12, las cuales se encuentran presentes en la calostro y el yogurt,  que son buenas opciones para las dos meriendas que se recomiendan diariamente.     De igual guisa, los vegetales y las frutas son esenciales para una buena comestibles. “La idea es memorizar combinar los alimentos, si tu llevas caraotas, arroz y vegetales en tu vianda, ya tienes lo que necesitas para esa comida principal”.

Entre otras recomendaciones, la experto recalcó la importancia de tener cinco comidas diarias que incluya tres platos principales y dos meriendas, una a media mañana y otra en la tarde, para evitar esa desatiendo de proporción que existe cuando no se hace la ingesta calórica equilibrada. Adicionalmente agregó algunos tips que pueden mejorar la conservación de los alimentos para obtener los nutrientes esenciales.

“Lo más recomendable, es utilizar recipientes plásticos para refrigerarlos y colocarles término de envasado para memorizar hasta qué término se pueden consumir, que no debe ser más de 3 meses si son vegetales, y si se tráfico de proteínas deben ser consumidas antaño de los 12 meses de refrigeración”, concluyó Nyisztor.

Con información de Comstat Rowland Comunicaciones Estratégicas