¿Cómo sobrellevar la relación de mis padres con la pareja?


El papel de padre o hermana no es viable. La educación de unos padres para con sus hijos no se zócalo nada más en aportar una serie de conocimientos y orientaciones básicas. 
 
Nuestros padres deben transmitirnos seguridad, confianza, autonomía y virilidad para que nosotros mismos seamos capaces de tomar nuestras propias decisiones aprendiendo a sufrir una vida de adultos plena y eficaz.
 
Al igual que existen parejas y amigos tóxicas, igualmente nuestra comunidad puede ser tóxica. Y debemos educarse a reconocerlo. En este caso puede que los dos progenitores ejerzan el mismo papel, un maniquí educativo en el cual nos hemos criado y del que no seamos conscientes de sus artículos hasta aparición una permanencia. 
 
Algunas características más relevantes:
-Nuestros comportamientos, o el modo en que reaccionemos será la causa de la gozo o infelicidad de nuestros padres. 
-Se ejerce el chantaje emocional.
-Toda relación tóxica establece unos límites muy cerrados sobre la persona que se domina y se controla. Es por ello que toda persona que intente acercarse a ese espacio “privado”, será gastado como una amenaza. 
-Si tú eres una de esas personas que suelen sufrir continuas desavenencias con tus padres por las parejas que traes a casa, seguro que ves complicada la idea de poder ver mejoras en esta situación. 
-Aceptablemente es cierto que nuestra comunidad, tiene todo el derecho a no ver con buenos luceros a esa persona de la que nos hemos enamorado. Pero debe respetarlo. 
 
Para ello, es necesario que tengas claros los siguientes aspectos:
-Asertividad y autoconfianza: Todos somos dueños de nuestros propios deseos y  decisiones. Nuestra comunidad puede orientarnos y puede opinar sobre muchos de los aspectos de nuestra vida, y como padres que son, los escucharemos.
 
-Conseguir la concordia: Es posible que ese primer batalla entre tu pareja y tus padres no haya sido el mejor. Puede que tu comunidad no lo acepte por las razones que sean. 
 
-Nuestra comunidad es tan importante como nuestra pareja, lo sabemos. Pero en ocasiones se levantan muros donde es difícil que exista la comprensión y el entendimiento entre unos y otros.