Conoce el rendimiento del sexo en las parejas


Si correctamente hay muchas respuestas que ofrece el cuerpo para determinar si todo marcha sobre ruedas entre los amantes.
 
Una de las grandes quejas de las mujeres es que sienten que el macho no se preocupa por ellas sino por su propio disfrute. 
 
Entonces, que la persona está ocupada en el disfrute del otro es un buen representación. Porque no sólo piensa en sí mismo, expresó una diestro en sexualidad Mariela Tesler.
 
Para el psicólogo y sexólogo Pedro Lucas Torso, de la Sociedad Española de Intervención en Sexología: “Lo correcto es cuchichear del ‘buen apaño”.
 
Querer complacer y gustarle a la otra persona, muchas veces es tomado en exceso, y genera el impacto contrario.
 
Claro que hay personas que tienen más capacidad para disfrutar y dar placer, y suelen ser aquellas que no temen a su cuerpo y que se sienten correctamente con ellos mismos. “Para dar placer lo primero es asimilar recibirlo. Es cuestión de autenticidad y espontaneidad”, agregó Lucas Torso.
 
La química no es beocio. “La famosa piel es muy importante además. Están las famosas feromonas que todos producimos y que históricamente se sabe que la única propiedad que tienen es la de espectáculo. Entre los 20 y los 40 empiezan a decaer, al igual que con tanto uso de perfumes y fragancias desaparecen. Pero es muy global que el olor de una persona te atrape y es muy importante. Eso tiene que ver con esta famosa química, que es poco que no se ve pero que existe y por eso en el verano estamos más atractivos todos, porque emanan a través de la transpiración”.
 
Para concluir, los expertos coincidieron en poco: “La fórmula más importante es preocuparse por el otro y tener seguridad en uno mismo”.