Consejos a la hora de exponerse al sol

El dermatólogo – oncólogo del Centro Médico Paitilla, Ricardo Bullen,  señaló que en el verano hay que cuidar la piel para evitar manchas, nuevos lunares por la excesiva prolongación al sol.Asimismo, resaltó que singular del sol hay varios factores que afectan la piel como mal adormilarse, preocupaciones, los vicios como el cigarrillo y el vino van marchitando la piel. El médico recomienda que las personas se realicen un chequeo universal de la piel anualmente como medida de lozanía preventiva.
Para cuidar la piel en el veranoLa mejor guisa de sostener su piel sana es tener cuidado con el sol.Limite el tiempo de exposición al sol. Trate de no estar al sol entre las 10 a.m. y las 4 p.m. Especialmente al medio día. Esas son las horas cuando los rayos del sol son más fuertes. No se deje engañar por un firmamento nublado. Los rayos del sol pueden producirse por las nubes. Usted asimismo puede acoger una quemadura solar si está en el agua, así que tenga cuidado cuando está en una piscina, en un balsa o en el mar.Si es preciso estar exterior al mediodía, es recomendable un poco de sombra, como un paraguas o un árbol.Use una crema con filtro solar. Recomendamos un bloqueador solar con epíteto SPF30 o más y de amplio espectro. En todo caso, busque un filtro solar con un coeficiente de protección  de 15 para uso diario y de  más para uso foráneo, que sea amplio espectro y que proteja contra UVB y UVA. Es importante comprobar que sean resistentes al agua y al sudor, lo que significa que el bloqueador permanece en la piel por más tiempo, aún cuando está mojada. No obstante, debe retornar a aplicarlo cada dos horas o a posteriori de cada baño en la piscina o el mar.Use ropa protectora. Un sombrero con ala ancha puede proporcionarle sombra a su cuello, orejas, luceros y persona. Busque gafas de sol que bloquean de 99 a 100 por ciento de los rayos del sol. Si tiene que estar al sol, use camisas sueltas y livianas de manga larga y pantalones largos o faldas largas.Evite tostarse. No use lámparas solares o camas de bronceado. Las píldoras para tostarse no están aprobadas por la Dependencia de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) y puede que no sean seguras.