¿Crees que podrías aguantar estar encerrado un fin de semana?


Eso que todo el mundo practica o practicó alguna vez quedarse encerrado en casa, el fin de semana, sin hacer nulo de nulo tiene un nombre que quienes lo acuñan juran es mucho más que eso, está nueva tendencia se le apasionamiento ‘neting’.
 
Encima podemos convertir tu casa en un ‘bunker’ destinado a desconectarte del mundo foráneo, relajarte y inquirir actividades que te den placer, es humanitario para tus emociones.  
 
El ‘nesting’ ha rematado convertirse en un cierto estilo de vida. Actualmente, las posibilidades tecnológicas convierten un fin de semana de chiquero en una experiencia a nuestra medida; donde es posible engancharte con una serie de Netflix, probar sabores nuevos pidiendo comidas a domicilio con las que no hace desidia ni amotinar el teléfono, hacer las compras en el supermercado o en un shopping posible y muchas cosas más, sin condición de sacarte la pijama y las medias de guata.
 
>VEA TAMBIÉN: Aprende a compendiar el estrés
 
 
Es innegable que esta experiencia es tentadora pero hay riesgos de que se convierta en la excusa perfecta para aislarse del mundo: dejar de salir con amigos, no conectarse con la naturaleza y volverse sedentario. Todo esto puede tener un meta nocivo para la vitalidad.
 
“La meditación es una experiencia claramente benéfica para nuestra psiquis y puede realizarse de forma exclusivo en casa. Pero incluso un hogar dotado del espacio necesario y adecuado brinda la posibilidad de desarrollar actividades que proveen entretenimiento, diversión y solaz: hacer plantación, pintar, cocinar, ojear, escribir, competir, y otras actividades complementan el relax necesario para recuperarnos de las tensiones y prisas de la vida profesional”.