De vuelta a la música tras cuatro años, Jay-Z pide perdón a Beyoncé

En su cuaderno audaz el viernes, el primero en cuatro abriles, Jay-Z se abre como pocas veces antiguamente y se disculpa con Beyoncé por haberla engañado, palabra sobre la homosexualidad de su raíz y denuncia las tensiones raciales.

Los temas casuales que trataba Jay-Z lo convirtieron en uno de los más grandes raperos de todos los tiempos pero, a la habitante de un imperio financiero y casado con la superestrella Beyoncé, hasta ahora había mantenido celosamente resguardada su vida privada.

“4:44”, el decimotercer cuaderno de estudio del rapero nacido bajo el nombre de Shawn Carter, fue audaz exclusivamente en su propio servicio de música en streaming Tidal.

Con cierta medio de gospel, Jay-Z recitó una larga disculpa para Beyoncé, que a su vez lo había criticado por su infidelidad en su disco “Lemonade” un año a espaldas.

Asimismo deja atisbar que los anteojos que tiene con Beyoncé fueron concebidos de forma natural.

El tema “4:44”, que hace remisión a la hora en que lo escribió, mezcla visos de house y reggae, logrando un sonido contemporáneo y elegante muy diferente al de sus álbumes anteriores, que eran mucho más pop.

En “Smile”, Jay-Z confirma los rumores de que su raíz es lesbia y explica cómo ella cedió a las drogas para hacer frente a la estigmatización.

Asimismo palabra de una infancia difícil en su suburbio neoyorquino de Brooklyn y de un padre absorto. La canción comienza con Stevie Wonder y termina con un poema de su raíz, Éxito Carter.

Como muchos raperos de su coexistentes, Jay-Z incluía expresiones homofóbicas en sus canciones al principio de su carrera, pero luego fue uno de los primeros raperos en moderar públicamente por la no discriminación de los homosexuales.

El músico y su esposa Beyoncé, amigos del expresidente Barack Obama, participaron activamente en la campaña de la demócrata Hillary Clinton. Sus temas “The Story of O.J.” y “Moonlight” denuncian las tensiones raciales, diciendo que los estadounidenses negros siempre serán juzgados por el color de su piel.

Jay-Z hace alusiones a otros músicos como Kanye West, quien el año pasado lo insultó y apoyó a Donald Trump, y tiene incluso palabras duras para los herederos de la hado del pop Prince, quien había firmado un acuerdo con Tidal amoldonado antiguamente de su crimen.

El rapero se refiere a los “bastardos codiciosos” que han comercializado sus obras con servicios de streaming como Spotify.

Pero Jay-Z palabra incluso de su propia herencia en “Legacy”, título de su última canción, que dedica a sus hijos, y en la que dice que calma que su fortuna y sus obras benéficas seguirán a posteriori de su crimen.