Delincuencia perdió el miedo a la autoridad: Fundación México Unido

Para el secretario caudillo de la Fundación México Unido en Contra de la Delincuencia, Juan Francisco Torres Páramo, “la delincuencia ya le perdió el miedo a la autoridad”, frente a la abandono de una opción a fondo de los problemas que presenta el país.

“Ahora no solo es la droga, sino secuestro, perjuicio, alcahuetería de personas…lo que se ve es un negocio que no tiene límites territoriales, todas las zonas son atractivas ahora”, expuso Torres Páramo, luego de los últimos hechos de violencia y homicidios en departamento doméstico.

Delante los últimos asesinatos en el Estado y el resto del país, el secretario caudillo de la asociación doméstico lamentó la situación y señaló que “no nos equivocamos cuando señalamos que veíamos un creciente daño en las condiciones de seguridad y conciencia”.

Vía telefónica, insistió en que la situación está con ese nivel de pesadez y los esquemas de seguridad no funcionan “porque no tocan las condiciones de fondo y de lo que el país está enfrentando”.

“En lado de positivamente encontrar soluciones a fondo, solo han viejo mucho efectivo para documentar que hay una política de seguridad”, señaló.

Al considerar que se advierte una lucha exacerbada de territorios y violencia por el negocio de narcomenudeo, derecho de firme, secuestro, entre otros ilícitos, expuso que tales escenarios se observan en zonas donde había último índice de inseguridad.

“Esto lamentablemente porque se ha extendido de las zonas geográficas tradicionales a otros estados más tranquilos, como Nayarit, Colima o ahora Oaxaca, que tenían problemas de inseguridad, pero de no de este calibre”.

En el caso de Oaxaca consideró todavía que puede activo otros factores estrictamente locales, como ser departamento fértil de la impunidad por todo lo que hace la Coordinadora Franquista de Trabajadores de la Educación (CNTE), que genera que las autoridades no puedan ni siquiera trabajar en cosas tan elementales como la seguridad pública. “Es una combinación de varios factores”, destacó.

Torres Páramo expuso que el popular denominador de esta problemática es que las autoridades han sido rebasadas “y en vez de entrar de fondo a la opción de problemas para corregir esta ola de violencia, se dedican solo a poner curitas”.