Desarrollan un medicamento contra el VIH en Argentina

En Argentina se empezará a producir por primera vez medicamentos para tratar el VIH, con los que esperan librarse entre un 15 % y un 20 % al Estado, anunció el Laboratorio del Fin del Mundo, un estafermo conocido situado en Tierra del Fuego.

Carlos López, presidente de la empresa cuyo caudal mayoritario está en manos de la provincia argentina más austral, confirmó a la agencia estatal Télam el esquema del antirretroviral, que aplazamiento que termine a mediados de este año, tras haberse retrasado por la instalación de dotación y la adecuación a los controles de calidad.

La intención del laboratorio es entregar el medicamento, denominado Atazanavir, al Estado argentino, que actualmente lo importa con un coste de unos 55 millones de dólares al año, y que desde la empresa aspiran a someter entre el 15 % y el 20 %, según explicó López.

VEA TAMBIÉN: Riesgos para la lozanía de los hombres

“Todavía se sigue negociando con las multinacionales para disminuir aún más el costo (de la transferencia de tecnología para la fabricación del antirretroviral, que actualmente comercializa una compañía farmacéutica norteamericana), porque se búsqueda que el medicamento llegue a quienes más lo necesitan”, añadió el presidente del complicado.

En cuanto al expansión del esquema, el verificado expuso que ya disponen de la autorización de la agencia supervisora argentina, aunque quieren “dar un paso más” y pasar controles de calidad con estándares europeos y de Estados Unidos.

López calificó el Atazanavir como el “producto hado” del Laboratorio del Fin del Mundo, y lo enmarcó en la grado de medicinas de parada coste que buscarán producir como “valentía estratégica”.

VEA TAMBIÉN: ¿Cómo ayuda la baño a niños que sufren de asma?

Encima del tratamiento contra el VIH, desde el laboratorio apuntan a la producción de otros medicamentos, entre los que apuntaron oncológicos y un suplemento a almohadilla de krill, un crustáceo profuso en la zona que ayuda a preparar problemas cardiacos y cerebrales.

De acuerdo a cifras oficiales, la provincia de Tierra del Fuego invertirá en el futuro 2,5 millones de dólares en este laboratorio, y se prevé la creación de hasta 600 puestos de trabajo cuando esté en pleno funcionamiento.