Desarrollan una técnica para eliminar neuronas que actúan sobre la obesidad

Para hacer frente a este problema, los expertos modificaron químicamente la toxina de la difteria para aumentar su tamaño y jalonar su golpe al cerebro, ya que, “normalmente, las moléculas grandes” no pueden cruzar la frontera hematoencefálica, recuerda la investigadora.

 

“Esta nueva técnica nos permitió revisar la importancia que tienen las neuronas que inervan el tejido gordo para ayudar una adiposidad habitual. Pero, sobre todo, elimina los posibles enseres secundarios que puede causar sobre el cerebro la técnica inicial”, concluye Domingos.