Descubren que extracto de tomate rojo revierte inflamación de la próstata

 

El extracto lipídico de tomate rojo podría revertir la Hiperplasia Prostática Benigna (HPB) o agrandamiento de la próstata, informó el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), de acuerdo a un descubrimiento de investigadores mexicanos.

Adicionalmente de la reducción del crecimiento del víscera, “se observó la capacidad de regeneración de la microarquitectura celular de la próstata, una disminución de los marcadores de estrés oxidativo y la normalización de la presión arterial”, precisó la institución en un comunicado.

Este extracto lipídico de tomate ha sido estudiado por sus existencias anticancerígenos, entre los que figura la disminución de la metástasis en cáncer de próstata.

El descubrimiento surgió a raíz de la experimentación con ratas de laboratorio durante tres meses, a las que previamente se les había inducido la HPB.

Al aplicarles el extracto, “se observó su capacidad para estrechar la inflamación y el crecimiento de este víscera”.

Los síntomas de la HPB son variados y van desde la retención urinaria, dificultad o dolor durante la micción a la sensación repetida de querer orinar sin lograrlo.

La inflamación prostática se origina a partir de “una serie de alteraciones celulares, que -entre otros efectos- provoca el crecimiento de esta mama, presionando la uretra”.

El Cinvestav advierte que los beneficios son obtenidos a través del extracto ya procesado y estandarizado, “ya que se puede regular la dosis de guisa adecuada”.