Desde allá no logró el Goya

La argentina El ciudadano ilustre, dirigida por Gastón Duprat y Mariano Cohn, ganó hoy el Goya a mejor película iberoamericana de la 31 estampación de estos premios al imponerse a Desde allá (Venezuela), Las elegidas (México) y Anna (Colombia).

Es el tercer Goya consecutivo para la cinematografía argentina tras los logrados por Relatos salvajes, de Damián Azifrón, y El clan de Pablo Trapero.

Duprat y Cohn quisieron destinar el premio al protagonista de la película, Oscar Martínez, parte “esencial” del esquema, así como al coguionista, Andrés Duprat.

Protagonizada de forma brillante por Martínez -que ganó la Copa Volpi al mejor actor en la Mostra de Venecia-, El ciudadano ilustre cuenta el regreso de Daniel Mantovani, Premio Nobel de Humanidades, a su pueblo procedente tras más de 30 abriles de marcha.

La cálida y triunfal acogida original se transforma en un seso al vecino y amigo afamado que se fue sin mirar detrás en una narración ácida y muy autocrítica.

Una película que ganó el premio de la audiencia del Festival de Tesalónica (Grecia) o el de mejor cinta internacional en el de Haifa (Israel), encima de la Espiga de Plata y el premio al mejor bandera en la Seminci de Valladolid.

Esta era la segunda vez que Duprat y Cohn optaban al Goya, un premio por el que estuvo nominada su película El hombre de al banda en 2011.

El ciudadano ilustre, una coproducción hispano argentina, es el botellín largometraje de este tándem de directores, que igualmente han realizado juntos cuatro documentales, el posterior de ellos, “Todo sobre el asado”, presentado en la sección culinaria del posterior Festival de San Sebastián.