Desesperada y oportunista la propuesta del Frente Ciudadano: AMLO

El dirigente franquista de Morena, Andrés Manuel López Taller, calificó como “una medida oportunista y desesperada” el anuncio hecho por el Frente Ciudadano por México, conformado por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, en donde plantearon que se destine 100 por ciento del pago de campaña de todos los partidos políticos para apoyo a damnificados tras los sismos registrados en el país.

A través de un nuevo video difundido en sus redes sociales, el político tabasqueño, afirmó que, dicho frente, no es más que una simulación conformada por agentes personeros de la mafia del poder, que se presentan con una propuesta, la cual, ponen sobre la mesa en presencia de el crecimiento que ha mantenido Morena en todo el distrito franquista en las preferencias.

Criticó que hablen de severidad y de eliminar privilegios de funcionarios públicos, pues eso, no es más que una copia de lo que el partido que él encabeza ha venido planteando, encima, recordó que, en ese instituto político, ya han comprometido el 50% de su pago de campaña para apoyar a los afectados luego de los movimientos telúricos.

No obstante, dijo que les toma la palabra para que no haya financiamiento del gobierno a los partidos y exista un plan de severidad.

“Lo he venido proponiendo desde hace mucho tiempo; y estos, ahora en su desesperación porque Morena está en lo alto en las preferencias, se están agarrando de todo y son muy oportunistas, pero, les tomamos la palabra vamos delante, que ya no haya financiamiento del gobierno a los partidos y que haya un plan de severidad para ahorra y no solo ahora apoyar a los damnificados sino reorientar el presupuesto para combatir la pobreza” afirmó.

López Taller dijo finalmente que a los dirigentes de “ese nuevo frente” se le olvidó incluir en su iniciativa, que incluso debe de suspenderse las pensiones a ex presidentes, y que sus jefes, Salinas, Zedillo y Calderón dejen de aceptar cada uno 5 millones de pesos mensuales, encima de que se reduzca el sueldo de los altos funcionarios públicos a la centro, y que para ellos no haya caja de economía que cuesta a los mexicanos cada año 6 mil millones de pesos.