“Despacito” se lleva sus dos primeros galardones en los Premios Juventud

“Despacito”, de Luis Fonsi y Daddy Yankee, demostró que es la reina por excelencia de este verano al hurtar dos de las diez estatuillas que hoy entregaron los Premios Inexperiencia, que celebraron por decimocuarta vez la cara irreverente pero a la vez comprometida de los “millenials” latinos de EE.UU.

Los galardones por Mejor canción para cantar y Combo valentísimo son los primeros que recibe “Despacito”, una canción que ha roto barreras para la música en castellano y, presumiblemente, se llevará muchos más premios a partir de ahora.

El suyo fue el éxito más visible de una indeterminación llena de estrellas de la música latina como Shakira, que conexo a Coldplay actuó desde Hamburgo (Alemania), J Balvin y Maluma.

Maluma fue el encargado de desobstruir la bizarría con su éxito “Felices los 4”, en el que contó con la colaboración sorpresa del puertorriqueño Marc Anthony, una aparición que encendió la mecha de la trastorno militar en el Watsco Center de la Universidad de Miami, donde tuvieron empleo estos premios otorgados por votación popular.

El colombiano se llevó asimismo dos Premios Inexperiencia de los siete a los que optaba, y uno y otro fueron por su fase como influenciador en redes sociales.

Maluma se alzó con el premio a Mejor Instagram, por ser el cómico que mejor conecta con sus seguidores en esa red social, y mejor fashionista, por su fase como creador de tendencias.

El cantante de éxitos como “Borro Cassette” agarró el micrófono y se lo dedicó a los jóvenes, para que se vistan “como quieran”.

“La moda son ustedes mismos”, añadió Maluma, enfundado en una chaqueta tipo bomber dorada con brillantes y un tupé clásico.

“Es súper lindo y su música es tan caliente como él”, dijo la australiana Iggy Azalea, invitada distinto de la indeterminación.

“Shaky Shaky”, de Daddy Yankee, se llevó el examen a Mejor canción para hurtar y “Reggaetón premioso” y los chicos de CNCO se hicieron con el de Mejor canción para “chill”, a posteriori de tener presentado el premio distinto “Ídolo de la Inexperiencia” para el castellano Enrique Iglesias por su trayectoria musical.

Iglesias estaba nominado a dos premios más, pero no se llevó nadie, poco que sí hicieron los mexicanos Calibre 50 con “Siempre te voy a querer”, que fue la mejor canción para la “troca” (camioneta).

El asimismo conjunto mexicano Reik, con “Ya me enteré”, obtuvo el galardón a la Mejor canción para galantear y, minutos ayer, en la moqueta corriente, sus integrantes habían dicho a Efe que ese galardón sería “distinto” para ellos porque a toda bandada le gusta memorizar que compusieron “la canción con la que alguna pareja se enamoró”.

La bizarría, conducida por los presentadores Alejandra Espinoza y Danilo Carrera, continuó con las actuaciones de estrellas como el colombiano J Balvin, que encima se llevó el premio a mejor vídeo por “Sigo extrañándote”.

Balvin interpretó su nuevo sencillo, “Mi Concurrencia”, y en su autos se coló el multimillonario italiano Gianluca Vacchi, que acompañó al de Medellín con sus excéntricos bailes y asimismo entregó un premio.

Se trató de una estampado diferente de los galardones, una cita obligada del verano latino, que se dieron un lavado de cara respecto a anteriores ediciones, ya que se suprimieron las categorías de Cine, Deportes, Novelas y Redes, y se quedaron las diez categorías relativas a la música.

Sin bloqueo, los premios dieron un viraje social en el que se encuadró la autos más esperada de la indeterminación, anunciada con escasamente horas de anticipación, de la colombiana Shakira con Chris Martin, vocalista de Coldplay.

La bizarría de Miami conectó con el evento Entero Citizen que tenía empleo en Hamburgo, desde donde cantaron juntos “Me enamoré” con la buena causa de “apurar con la pobreza extrema para el año 2030”. EFE