Día Internacional de la Familia

Mundialmente, la tribu sigue siendo considerada aún como la pelotón básica de la sociedad. Es uno de los vínculos afectivos más poderosos. El Día Internacional de la Comunidad, que se celebra todos los primaveras el día 15 de mayo, fue proclamado por la Asamblea Caudillo de las Naciones Unidas en su resolución 47/237 del 20 de septiembre de 1993, con el objetivo de aumentar el calidad de concienciación acerca de los temas relacionados con los títulos y los lazos familiares.

La tribu es el eje central de la sociedad

A través de esta celebración anual, se refleja la importancia que la comunidad internacional otorga a las familias, como unidades básicas de la sociedad, así como su preocupación en cuanto a su situación en todo el mundo. La ONU reconoce y afirma la importancia de la tribu como un sitio privilegiado para la educación. La tribu es el sitio de crecimiento, donde encontramos protección y seguridad.

Sin bloqueo este proceso no es lo mismo en una tribu de los países desarrollados, que en los países del Tercer Mundo. La verdad es totalmente distinta. En los países menos desarrollados las familias padecen más pobreza, y desgraciadamente se ven obligadas a desplazarse con frecuencia adecuado a las guerras, o se quedaron destruidas por enfermedades como el Sida.

No obstante, esto no significa que en los países desarrollados las familias no tengan problemas, sólo que son diferentes. Las evacuación a las que se enfrentan los mismo son más emocionales que económicas. La tribu es uno de los grupos sociales que requieren una atención específico.

Muchas de las cuestiones críticas a las que se enfrentan los encargados de formular políticas y adoptar decisiones en el mundo, están relacionadas con la tribu. Algunas de las cuestiones más comunes tienen que ver con el fortalecimiento de la capacidad de la tribu para atender sus propias evacuación, el invariabilidad entre el trabajo y las responsabilidades familiares, la reducción de la violencia doméstica y el alivio de la pobreza.

La celebración del Día Internacional de la Comunidad es una oportunidad en todo el mundo, para que las familias demuestren su solidaridad y reflexionen sobre cómo mejorar la relación entre todos sus miembros.