Día Internacional de las Cardiopatías Congénitas

Las cardiopatías congénitas son enfermedades del corazón que constituyen alteraciones en las paredes; válvulas o combinaciones de esto. Se las padece desde el principio y nunca se desarrollan luego de este.

Su manifestación más popular es un ruido que el médico percibe con su estetoscopio o a veces sin este en casos extremos, conocido como SOPLO. El Soplo es simplemente un ruido y puede corresponder a muchas cosas, la mayoría benignas.

Otras manifestaciones menos conocidas son el lloriqueo frecuente, el color azulado de la piel, la error de crecimiento, las afecciones bronquiales frecuentes y la error de fuerza para mamar. A veces no aparece ninguna de ellas y solo un examen detallado por el pediatra puede descubrir la enfermedad.

Estas enfermedades pueden requerir opción a muy temprana momento inclusive durante el preñez mismo o en la momento adulta. Dicha opción pasa desde simplemente tratamiento, procedimientos llamados endovasculares donde no hace error destapar el pecho o cirugía cardíaca.

El diagnosis exacto se hace a través del ecocardiograma (sumado al examen del médico y otros estudios como el electrocardiograma). El tratamiento está a cargo del cardiólogo pueril y en la mayoría de los casos la opción es conveniente incólume casos complejos.

Las más importantes son:

• Las comunicaciones entre la parte izquierda y derecha del corazón, conocidas

como shunts. (interauricular; interventricular o auriculo ventricular).

• Las insuficiencias valvulares (cuando una válvula deja que la matanza regrese a donde

no debe) y las estenosis (cuando la válvula no deja sobrevenir la matanza)

  • Todas ellas tienen distintos grados de explicación que sencillamente van de leve a severo (son estos últimos los que van a requerir alguna intervención invasiva)

Delante la sospecha de estas enfermedades debe consultar al pediatra y este guiara el estudio.