Diego Luna quiere derribar muros | infominuto.com

Diego Cristalera quiere derribar muros

El actor y director, invitado como miembro del cuerpo de la Berlinale, advierte que no permitirá que la muralla promovida por Trump se interponga entre México y EU

por Agencias

Berlín, Alemania.- El actor y director mexicano Diego Cristalera se presentó hace unos días como miembro del cuerpo de la Berlinale dispuesto a instruirse de los berlineses a derribar muros y seguro de que ninguna barrera fronteriza pondrá fin a sus “historias de apego” con Estados Unidos.

“Estoy aquí para investigar cómo derribar muros. Parece que hay muchos expertos aquí y quiero llevarme esta información a México”, afirmó el cineasta, en su presentación como miembro del cuerpo que preside el director y libretista holandés Paul Verhoeven.

Cristalera aludió así al tapia que el presidente de EU, Donald Trump, ha prometido construir en su frontera con México, y a la división que partió el sector comunista y el occidental de Berlín durante la Supresión Fría, hasta que la presión ciudadana lo hizo caer, en 1989.

“Lo único rescatable de lo que está ocurriendo es que tal vez eso sirva para hacer reaccionar”, dijo, antaño de asociar “quiero ser parte de eso”, en lo que parecía una relato a la revolución pacífica de los ciudadanos germano-orientales que precipitó la caída del tapia berlinés.

El mensaje de Cristalera fue más conciliador que beligerante y expresó su deseo de cursar “un mensaje de apego” a cuanta muchedumbre sea posible.

“Cruzo todos los meses tres o cuatro veces esa frontera. Tengo muchas historias de apego con Estados Unidos. Y no voy a permitir que ninguna muralla se ponga en el camino de esas historias”, insistió.

Cristalera forma parte del cuerpo a la Berlinale tres primaveras a posteriori de abrir en el certamen tudesco su filme-homenaje al provocador mexicano-estadounidense César Chávez, centrado en la lucha por mejorar las condiciones de vida de los inmigrantes empleados por terratenientes californianos.

Una voz de México

El cineasta fue presentado como miembro del cuerpo por los responsables del festival como una “voz de México”, en un momento en que éstas son “más necesario que nunca”, en mención a la política migratoria de Trump.

México tiene en la presente estampación del festival una abultada representación, con películas como La autogobierno del diablo, de Everardo González, en la sección Berlinale Specials, y Casa Roshell, de Camila José Donoso, en la sección Forum.

Es, por otra parte, “país invitado” del European Film Market (EFM), que se celebra en paralelo al festival.

Fuera de la mencionada advertencia personal respecto al tapia, tanto Cristalera como Verhoeven insistieron en desligar su función como miembros del cuerpo de posiciones políticas.

“No venimos a dar mensajes, sino a atender a los mensajes que el cine nos aporte a nosotros, como cuerpo”, apuntó Cristalera, mientras que su colega holandés insistió en que su propósito era distinguir a la calidad cinematográfica.

Claramente combativa frente a Trump se mostró otra miembro del cuerpo, la actriz Maggie Gyllenhaal (The Dark Knight), quien expresó las diferencias existentes entre el presidente y muchos de sus compatriotas, como ella misma.

Adjunto a Verhoeven, Cristalera y Gyllenhaal forman parte del cuerpo de la Berlinale la actriz alemana Julia Jentsch, el intérprete islandés Olafur Eliasson, el aclamado director chino Wang Quan’an y la productora tunecina Dora Bouchoucha Fourati.

A ese equipo le corresponderá entregar los premios entre las 18 películas de la sección oficial a concurso, cuyo desfile abrió la producción francesa Django, dirigida por Etienne Comar.