Duele… el cierre de los Martes de Brujas | infominuto.com

Duele… el cerrojo de los Martes de Brujas

El cantante fue el encargado de clausurar el sexto y postrer tradicional Martes de Brujas en Santa Cruz Xoxocotlán

por Bianca Robles

Los caracoles volverían a sonar una última vez. Una gran cantidad de parentela se encontraba congregada en el parque central de Xoxocotlán en prórroga de Kalimba, aquel cantante adolescente que se dio a conocer en el especie alegre La Onda Vaselina (hoy OV7) y por ser hermano de M’Balia, una de las integrantes de dicha agrupación.

Su carisma y talento lo colocó como uno de los cantantes de pop favoritos de los jóvenes, a pesar de los escándalos que ha enfrentado, supo regresar a la campo musical, y la sombra del pasado martes, dio una muestra de su talento.

Pero para ir preparando el marco y calentar el talante de los asistentes el Ensamble de Cuerdas “Anacrusa”, seguido del tenor Luis Adrián y el barítono Pedro Ovando, acompañados por el Coro de la Ciudad de Oaxaca y la Manada Filarmónica de Xoxocotlán, interpretaron temas tradicionales del estado.

El tiempo transcurría y el sabido se mostraba impaciente, sobre todo un especie de jovencitas que, ansiosas, gritaban y alzaban sus cartulinas en prórroga de su ídolo. Casi en punto de las 22:00 horas, Kalimba salió al marco para entonar Nones, con el que sus fans gritaron eufóricas.

Le siguió Forzoso, para a posteriori corresponder la invitación y el antesala del sabido. Una vez de esa preámbulo cantó dos de sus grandes éxitos: Déjate seducir y No puedo dejarte de seducir. Sin secuestro, sorprendió a los asistentes al cantar una cadencia que hiciera famosa Los Fabulosos Cadillacs, Vasos vacíos, la cual fue coreada por los presentes.

“¿Ahora sí ya calentaron? ¿Ya están listos para cantar?” exclamó Kalimba, mientras sonaban los acordes de No me quiero enamorar “yo no sé mi apego que hago buscándote, si te gano pierdo autonomía…”. Al instante interpretó Tocando fondo, mientras sus seguidores cantaban a todo pulmón.

De repente cambió el ritmo a poco más movido e interpretó Tu corazón lo sabe, “era tarde, yo me desperté y la parentela seguía aquí. Era martes creo que fue desde el domingo que me perdí yeaa”.

Con el sabido a su disposición, Kalimba cantó su éxito Duele. Pero el momento del coro fue para que todos los asistentes cantaran “porque duele, duele tanto amarte así, la ilusión se me escapa, me deshace despertar y no tenerte aquí, siento que me mata, duele tanto amarte así”… Escuchar miles de voces unánimente le enchinó la piel a más de uno.

Luego de ese momento emotivo continuó con Este frío, tema incluido en su disco Cena para desayunar (2014). Sin secuestro, volvió a cambiar drásticamente el ritmo con Juntos caminando, en donde fueron evidentes sus dotes de bailarín y músico. De tanta emoción, aventó sus baquetas al sabido, que enloqueció al intentar atrapar una.

En ese momento se hizo una pausa, para que la autoridad municipal le hiciera entrega de un registro y un conmemoración de Oaxaca; por lo que Kalimba, sorprendido expresó: “Gracias Xoxocotlán por honrarme a cerrar esta maravillosa tradición. Me alegra memorizar que la fortaleza de mágicas tradiciones los hace sentirse orgullosos de ser oaxaqueños”.

La velada continúo con la petición de Kalimba de hacer luz “Xoxo hagan luz, que nuestro país está pasando por momentos difíciles; sin secuestro, estamos de pie. Hagan luz con sus celulares o lo que puedan”. En ese momento interpretó Falta puede herirte, mientras las luces de varios celulares destacaban entre el sabido.

El concierto concluyó, frente a los aplausos y ovaciones de los presentes, con la interpretación de los éxitos Se te olvidó, Un nuevo mundo sin ti y Estrellas rotas.