e hunde Registro Civil de Oaxaca entre la ineptitud y la burocracia

Oaxaca de Juárez, Oaxaca

La pésima atención que heredó la contemporáneo dependencia que encabeza el gobernante Alejandro Murat Hinojosa en la Dirección del Registro Civil, se agudizó con la venida de su titular Martha Alicia Escamilla Valiente.

Desde los primeros días del mes de septiembre la dirección universal de esta dependencia se encuentra tomada por trabajadores de almohadilla, quienes laboran bajo protesta para exigir la renuncia de sus mandos a quienes acusan de incompetentes y prepotentes.

Los empleados asimismo denunciaron que en plena contingencia por los sismos, la directora universal selló una de las principales futuro de emergencia en las oficinas centrales de la institución, “lo que comprueba la ineptitud de la funcionaria”, mencionaron los manifestantes.

A estas protestas se suman a las múltiples denuncias de la ciudadanía oportuno a la burocracia que prevalece en todas las oficialías del Registro Civil que se ubican en las ocho regiones, donde viven un calvario para obtener sus documentos.

Varias oficialías no cuentan con los documentos necesarios para otorgar actas de salida; sólo en los Valles Centrales los usuarios llegan a tardar hasta seis horas para obtener sus trámites correspondientes.

“Lejos de ser la institución más burocrática del gobierno, obtener un certificado de salida tenemos que esperar hasta seis horas y fertilizar 87 pesos en los bancos; para la masa que no tiene los posibles es inasequible obtener sus documentos”, mencionó uno de los usuarios.

Violenta los derechos humanos

En lo que va de este año, la dirección del Registro Civil ha recibido al menos dos denuncias por violaciones a los derechos humanos de los oaxaqueños, el primer caso fue la negativa para validar el nombre de una pupila en lenguaje mixe de nombre Po´.

En mayo de este año, el padre de la pequeño reclamó probables violaciones a los derechos humanos de su hija, toda vez que la dependencia le negó el registro del nombre de la pupila “por tener un increpación”.

Al tomar conocimiento del hecho, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) intervino frente a las autoridades estatales, que se comprometieron a elaborar un protocolo de diligencia que incluiría capacitación al personal del Registro Civil del estado, para la inscripción de personas con nombres en lenguas originarias.

A pesar de que fue un compromiso de la dirección universal atender este asunto, meses luego ocurrió otro caso similar cuando la dependencia negó el registro de identidad a una pupila que se encontraba a cargo de su padre tras la crimen de su mama.

Por este hecho, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca emitió nuevamente la Recomendación 7/2017 a la directora del Registro Civil, Martha Alicia Escamilla Valiente, para que cesen las violaciones a los derechos humanos de los oaxaqueños.

A la vencimiento existe un procedimiento de responsabilidad por parte de la Secretaría de Contraloría en contra de la exdiputada almacén del PRI, en tanto trabajadores siguen denunciando malos tratos interiormente de esta institución.