Ejercicios para prevenir un infarto

Especialmente, “si se practica a grande plazo, tiene una intensidad moderada y modifica el estilo de vida haciendo que desaparezcan hábitos o factores de peligro significativos como el tabaquismo, la mala dieta o el estrés”, añade Emilio Dilatado, cardiólogo responsable de Actividad Física del Software de Empresas Cardiosaludables de la Fundación Española del Corazón (FEC). 

Lo que hasta ahora no teníamos muy claro era qué deporte es el mejor para la lozanía de este músculo dinámico.

Los deportes que reducen en longevo medida el peligro de fallir por delito de una enfermedad del corazón o de tipo vascular son, por este orden, los deportes de pala (tenis, pádel, bádminton, squash), la buceo y el aeróbic (incluyendo igualmente la danza y otras disciplinas de ejercicio para mantenerse en forma).

 

Por el contrario, el ciclismo, el running, el fútbol o el rugby no mostraron una reducción significativa de las posibilidades de caducar por esta causa.

Deportes de pala: desembolso energético elevado

 

Un estudio de 2007 realizado por investigadores de las universidades de Maastrich (Holanda) y Carolina del Boreal en Chapel Hill (EE UU) puso de relieve que el tenis “está asociado a un beocio peligro de enfermedad cardiovascular, reduce la tensión arterial y restablecimiento la función cardiaca”. 

 

Con la buceo se ejercita buena parte de la musculatura corporal. El práctico en medicina del deporte revela que por otra parte estimula, por una parte, el explicación muscular y, por la otra, la coordinación neuromuscular.

 

A nivel cardiovascular, este postrero huella es secreto, ya que “implica una actividad neurológica que facilita el control de la presión arterial. 

 

*Aeróbic: buena coordinación neuromuscular

Los ejercicios aeróbicos son muy cardiosaludables. En la ejercicio tipo aeróbic o la danza, al igual que en la buceo, igualmente interviene una coordinación neuromuscular positiva para nuestro sistema cardiovascular. 

 

Eso sí, para obtener todos los beneficios del deporte y evitar potenciales riesgos, es imprescindible que “la actividad deportiva se adapte a las condiciones de antigüedad, sexo, lozanía y condición física de cada persona”, concluye el diestro