El 85% de los cálculos renales se forman por causas metabólicas

Basyl Macías

@basilisa15

En la medicina hay tres dolores fuertes que llaman la atención sobre otros padecimientos de lozanía. Estos son: el infarto al miocardio, la pancreatritis aguda y el cólico urinario. Y el que tiene este postrero no quiere tener dos, destaca Gregorio Riera, médico internista y fundador del Centro de Investigaciones de Cálculo Renal y Enfermedades Metabólicas (Unilime) de la Universidad de Carabobo.

El cólico urinario es un dolor intenso en la parte posterior de la espalda herido, que se irradia con destino a las áreas del andorga y los genitales, y no existe una postura que calme el dolor, como es el caso de otros males.

Aunque el cálculo renal es un tópico que quizás se ve como muy simple, en el interior del cúmulo de patologías que la concurrencia padece, ya que es una enfermedad que no causa mortalidad directa, pero existe un porcentaje importante de mortalidad retardada, una vez que el paciente pierde la función renal, destacó el doble en transformación mineral.

-Son concreciones de cristales que se unen unos con otros en el interior del dispositivo urinario, y forman una estructura que es una piedra, cuya constitución son millones de cristales que provienen de la saturación de la orina, detalló Riera.

No advierten sintomatologías

Los cálculos renales se identifican en el campo de la nefrología como una patología de la desarrollo, y los riñones se especializan en librarse agua para el cuerpo humano; pero la orina que él emite para poder eliminar todas las sustancias de desechos del organismo que producimos a diario, tiene que ir acompañada de humor. Y todas esas sales son expulsadas en la orina concentradas. Al hacerlo se satura la orina, y como cualquier sustancia química o nucleación espontánea o heterogénea, se forman los primeros cristales. La orina se súper satura, los cristales se adhieren unos con otros, formándose el cálculo renal.

Cuando ese cálculo o piedra se desprende en el dispositivo urinario, éste se contrae sobre la vejiga y genera el terrible cólico urinario.

Es lamentable que este tipo de mal no advierta claras sintomatologías, advirtió el director de la Pelotón Metabólica del Centro Policlínico Valencia. Pero, reveló que las infecciones urinarias recurrentes pueden ser un alerta de la posible existencia de un cálculo. Y como es una enfermedad con predisposición genética, lo recomendable es que aquellas personas con historial familiares se realicen una ecografía para aprender si tiene y qué cantidad de cristales podría tener el paciente.

Separadamente del cólico urinario, no hay indicios específicos que producen la cálculo, a excepción de cuando hay infección y la persona presenta dolor intenso para orinar y hasta fiebre, entre otros. Ya que cuando el cálculo ya está anclado en el interior del riñón no hay señales.

El doctor Riera sostiene que cerca de 15% de los pacientes con cólicos nefríticos, hay influencias dietéticas significativas; y el 85% es por condiciones metabólicas, es asegurar hay personas que tienden a excretar una determinada cantidad de sales en forma de cristal, o que no tienen una sustancia indicación: inhibidores de la cristalización naturales, que evita su formación. Aunque a muchas personas se le mezclan las causas.

La entrevista completa disfrútela por nuestro canal YouTube y el portal de El Carabobeño, en el software Por Tu Sanidad con Ana Isabel Omisión.