El cáncer de mama: el más común entre las mujeres

El cáncer de mama es el segundo tipo de cáncer más frecuente a escalera mundial (a posteriori del de pulmón), y el más popular entre las mujeres, según la Unión Latinoamericana contra el Cáncer de la Mujer (ULACCAM).

De acuerdo con este organismo de la lozanía, en el 2008 se registraron 1.38 millones de nuevos casos de cáncer de mama en el mundo, representando el 23% de todos los cánceres. Es igualmente la primera causa de homicidio por cáncer en mujeres a escalera mundial y tan solo en 2008 se registraron 458,000 muertes por esta enfermedad. Durante el 2008 en América Latina y el Caribe, se diagnosticaron 114,989 casos nuevos de cáncer de mama y se presentaron 36,952 muertes por esta enfermedad.

Existen tres prácticas regulares, que deben realizar las mujeres para un veterano control de sus mamas y así organizar y controlar sus mamas, según explica el doctor Jorge Sánchez Lander, Cirujano Oncólogo de la Clínica Santa Sofía, la Ordenamiento Mundial de la Salubridad, así como las distintas normativas internacionales, asociaciones científicas y organizaciones no gubernamentales.

  1. La mamografía anual: A partir de los 40 primaveras de años (la años y frecuencia puede variar de acuerdo a cada caso).
  2. La invitado al médico: Para realizar una exploración clínica mamaria anual, a partir de los 25 primaveras de años
  3. La autoexploración mamaria: Con el fin de familiarizarse con la forma, textura y características normales de las mamas y ser capaz de identificar cualquier desviación que requiera atención. El autoexamen puede realizarse en cualquier momento, sin requisa se recomienda hacerlo entre dos y cinco días a posteriori de terminar el sangría menstrual.

Las mujeres menopaúsicas deben nominar un día fijo al mes para memorar esta experiencia y para las mujeres que están lactando se recomienda hacer la revisión a posteriori de favor amamantado. Todavía, es importante consultar al médico delante cualquier duda.

Y aunque el cáncer de mama aún no puede evitarse por completo, podemos disminuir el aventura de desarrollarlo:  Mejorando nuestro estilo de vida, consumiendo una dieta saludable y haciendo gimnasia con frecuencia. Por otra parte se recomienda evitar consumir licor, tabaco, el  uso prolongado de anticonceptivos hormonales y prescindir de las terapias de reemplazo hormonal, recordó el doctor Sánchez Lander.