El clima también afecta los ánimos de tener relaciones sexuales


 
En época de tromba, la razón principal por la que puedes dejar de tener ganas de tener sexo con tu pareja, es la desaparición de luz.
 
La producción de serotonina disminuye y es reemplazada por una plataforma de melatonina, una sustancia que produce el sensación contrario a la primera.
 
Cuando el frío es moderado y las horas de luz no se reducen demasiado son, por lo menos, nueve al día, tu vida sexual puede continuar como siempre.
 
Esto puede ocurrir durante las lluvias veraniegas. Recuerda que la mejor forma comprobada científicamente, no estamos mintiendo de mantenerse caliente es desnudarse y meterse en la cama con cualquiera que incluso esté completamente desnudo.
 
Si la pérdida de deseo sexual viene con sueño y cansancio excesivo, antojo de alimentos azucarados, depresión y aumento de peso, podrías tener un desorden emocional relacionado a las estaciones.
 
Este síndrome puede afectar a cualquier persona en cualquier temporada del año no siempre es en invierno.