El cuidado de los dientes de los niños


Aunque sabemos que hay que lavarse los dientes luego de cada comida, no siempre se hace. Un estudio realizado la alerta de que el 41% de los niños no se lavan los dientes ayer de irse a amodorrarse, a pesar de que se tráfico de un aspecto secreto para apoyar la boca sana: por la confusión disminuye la formación de saliva, un agente protector que mantiene “a guión” los niveles de bacterias.
 
Por otro costado, la víveres además es muy importante para la vigor hablado, y si cuidamos lo que comen nuestros hijos además estaremos cuidando de sus dientes. 
 
El mismo estudio reveló que más de la fracción de los niños que consumen dulces a diario necesita tratamientos odontológicos. Por otra parte, más del 20% de estos niños tienen algún diente o muela con caries. ¿Es increíble no?
 
La víveres saludable ayuda para tener una boca sana:
 
-Nunca copular sin cenar: al masticar se produce saliva, que como hemos dicho es muy importante para controlar las bacterias de la boca. 
 
-Comidas equilibradas: apuntaros a la dieta mediterránea, que aporta todo lo que el diente necesita: flúor, calcio, fosfato y proteínas.
 
-No olvidar la merienda y el bocata de media mañana: los niños gastan un montón de energía. Si no llevan carencia para tomar, acabarán por comprarse un escándalo atiborrado de grasas saturadas, que por otra parte de ser malo para las dientes, hará que vuelvan a tener anhelo al poco tiempo.
 
-Restringe el consumo de refrescos y bebidas edulcoradas, ya que desgastan el esmalte dental. Mejor agua, batidos o lácteos que aportan lípidos, grasas, proteínas y calcio al diente.
 
-No les premies con golosinas: olvídate de castigar a los niños sin cenar, y mucho menos de premiarles con chucherías, ¡le estás dando lo peor como trofeo! Es mejor que las golosinas se reserven para momentos muy puntuales.
 
-Admitir el cepillo de dientes al cole. Lavarse los dientes luego de tomar medicinas: muchos jarabes infantiles tienen edulcorantes que facilitan la aparición de caries si no se cepillan los dientes.