¿El dolor de cabeza es un motivo para ir al médico?

Existen diversas opciones para combatir la cefalea, sin requisa es importante asistir a un entendido si el dolor no cesa

De acuerdo a la Estructura Mundial de la Lozanía, la cefalea, mejor conocida como dolor de vanguardia, es uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso. Éstas se dividen principalmente en dos grandes tipos: las primarias y secundarias.

Las primarias, que representan el 90% del total de casos, son aquellas en las que el dolor de vanguardia es el único señal, mientras que las cefaleas secundarias son aquellas que surgen a causa de una enfermedad concreta.

Entre las primarias, las formas más recurrentes corresponden a la migraña o cefalea y a la cefalea de tensión. Los estímulos más frecuentes para éstas son el estrés, la tensión y el consumo de bebidas alcohólicas. Incluso pueden generarse por la ingesta de ciertos alimentos, la regla, cambios climáticos, el esfuerzo físico, trastornos funcionales de los fanales, entre otros

La Estructura Mundial de la Lozanía (OMS), estima que la prevalencia mundial de la cefalea (al menos una vez en el postrer año) en los adultos es de aproximadamente 50%. Al menos, entre la medio y las tres cuartas partes de los adultos de 18 a 65 abriles han presentando una cefalea en el postrer año; y el 30% o más de este especie han reportado una migraña.

La cefalea que se presenta 15 días o más cada mes se presenta en un 1,7% a un 4% de la población adulta del mundo. A pesar de las variaciones regionales, las cefaleas son un tema de vigor mundial que es reportado por personas de todas las edades, razas, estratos socioeconómicos y zonas geográficas.

El doctor Francisco Pérez, jefe médico de Laboratorios Calox International de Venezuela, explicó que por ser un malestar global, el dolor de vanguardia o cefalea en muchas ocasiones no es tomado en serio cuando se presenta, esperando muchas veces que el alivio llegue solo. Subestimar esta molestia puede ser riesgoso; pues la tensión constante que recibe el sistema nervioso central a causa de la molestia, podría complicarse en un cuadro de migraña crónica recurrente, el cual puede durar días e incluso semanas.

Alerta a las zonas de la cefalea

El doctor Pérez explicó que las cefaleas originadas por tensión, se presentan en forma de dolor no muy intenso, pero sí continuo y constante, generalmente en uno y otro lados de la vanguardia alcanzando, en ocasiones, la región cervical. Esta molestia es de moderada intensidad y no suele acompañarse de malestar adicional por la luz o por el ruido. Puede estar presente durante buena parte del día, pero no por ello impide a la persona desarrollar su actividad física habitual.

Por su parte la migraña o cefalea es un trastorno con una almohadilla principalmente hereditaria, que se caracteriza por presentar episodios recurrentes de dolor de vanguardia, que pueden estar localizados o ser generalizados. En algunos casos puede acompañarse con aversión y vómitos.

“Las causas exactas de las migrañas son inciertas, aunque se han estudiado varias teorías. Se ha involucrado como origen principal la laxitud anormal y la dilatación de vasos sanguíneos cerebrales por exceso de serotonina. Sin requisa, los factores desencadenantes son difíciles de identificar y diferentes en cada persona, pero los más frecuentes son: herencia, artículos (las mujeres sufren más de migrañas que los hombres), hormonas, estrés y ansiedad, extralimitación de vino, equivocación o exceso de sueño, factores medioambientales o componentes emocionales”, puntualizó el jefe médico de Calox International de Venezuela.

El médico agregó que son muchas las opciones diseñadas para detener el progreso de cuadros migrañosos; una de ellas son los analgésicos que combinan acetaminofén, cafeína y dihidroergotamina, los cuales se conjugan en un sensación que disminuye notablemente el dolor de vanguardia. Tal es el caso de Dol® y Dol Plus®, productos pueden tomarse cada 6 y 8 horas mientras se presente la condición.

Para finalizar, el doctor Francisco Pérez destacó la importancia de saludar al médico, especialmente si el dolor de vanguardia no cesa con la toma de analgésicos