El salario emocional y por qué se lo debe exigir a su jefe


El salario emocional es la compensación que da una empresa para atender las evacuación psicológicas, sociales y afectivas de sus trabajadores, como complemento al plazo crematístico por su trabajo.
 
Se comercio de una motivación que para muchos iría más allá del plazo de una quincena, y que se está ya utilizando en empresas a nivel internacional por lo que expertos le atribuyen su éxito a a la buena productividad. 
 
>VEA TAMBIÉN: Yoga ¿tendencia o estilo de vida?
 
Una vez identificadas las evacuación de los trabajadores emocionales, los empresarios pueden aplicar medidas como la flexibilidad espacial y temporal en el trabajo, por ejemplo el ya conocido “home office” o teletrabajo, media viaje vacío cada determinado tiempo o jornadas continuas por ejemplo desde las cinco de la mañana hasta las dos de la tarde.
 
Esto por supuesto incide en su bienestar emocional y al repercutir en su bienestar emocional, alivio su productividad y por consiguiente la competitividad de la empresa. Pero no se queda ahí solamente, igualmente hay beneficios para la sociedad porque vamos a tener una población menos enferma y más productiva.
 
Las enfermedades mentales y neurológicas serán la causa del 15% de los primaveras de vida perdidos por discapacidad y entre dichas enfermedades están el cansancio crónico, la depresión, el estrés y trastornos de pánico.
 
En otros países está demostrado que “si a ti como socio o inversionista te dicen que el retorno se va a incrementar en un 17% si implementas una organización de retención de empleados, pues más que en costos estás incurriendo en beneficios y eso obviamente le va a interesar a quien invierte”.