El sexo sin penetración


 
Las relaciones sexuales no siempre tienen que ver con la penetración. Muchas parejas disfrutan de las caricias, besos, roces y otras actividades sexuales para conformarse mutuamente sin tener que conmover al coito.
 
Desde hace algunos abriles, el petting se ha convertido en una de las prácticas sexuales más aceptadas entre las parejas. La psicóloga y sexóloga española Nayara Malnero explica los detalles de este tema.
 
Venir al petting sin tener que tener una penetración:

 
Son las prácticas sexuales relacionadas con los roces, y que se diferencian de la penetración.
 
Generalmente estamos hablando de besos, caricias y masturbación. El sexo hablado suele estar excluido. “Son todas las prácticas que no implican penetración ni riesgos sexuales”, recalca la diestro.
 
Puede considerarse que son parte de los preliminares de la relación sexual, sin requisa se puede disfrutar de eso y falta más. Esto adecuado a que es igualmente gratificante y placentero sin tener que conmover a poco más.
 
Sus beneficios

Las parejas pueden disfrutar de su sexualidad sin riesgos. Se evitan las infecciones de transmisión sexo.
 
Sin requisa, hay algunas infecciones que sí se pueden transmitir si es que no se usa ropa interior y los roces son piel con piel; pero la mayoría de ellas no son así.
 

Se utiliza todo el cuerpo, lo que nos permite descubrir otras zonas erógenas por otra parte de los genitales.
 
Oportuno a que en esta actos no involucra la penetración, entonces no hay aventura de entorpercimiento no deseado.