Elimina los malos hábitos y luce tus pies sanos


 
 
En esta época del año, los pies se ponen al descubierto para centellear esas hermosas sandalias que están de moda y acordado con ello nos acordamos que para lucirlos bonitos se requiere de una serie de cuidados básicos ya que -luego de permanecer cubiertos la mayoría del año-, al descubrirlos muestran su envejecimiento, sequedad y dureza.
 
Sandalias de tacón, de cuña, planas, o las más sencillas chanclas. No importa lo que te pongas: no lucirá ausencia si tus pies no tienen un buen aspecto.
 
Blanquear pies bonitos implica aplicar cremas especificas, que aunque parece una obviedad, muchas personas recurren a cualquier tipo de crema corporal e incluso facial para tratar la sequedad en los pies o acertadamente las grietas en talones.
 
Hay que tener en cuenta que la piel no es igual en todas las zonas del cuerpo y los pies sufren numerosas fricciones en nuestro día a día que provocan asperezas o durezas con frecuencia.
Se debe de tener en cuenta que la piel sequía de los pies aumenta cuando cambiamos el calzado de temporada. 
 
No se aconseja que los pies estén apretados y cerrados durante mucho tiempo, pero siquiera al meteorismo fugado en exceso o caminando largas horas.
 
Datos
Se deben evitar las sandalias abiertas por la parte de a espaldas ya que provocan el que aparezcan grietas. Una buena opción es incluso relevarse diferentes tipos de zapatos y no aprovecharse de nadie en concreto.
 
Recomendaciones
A continuación, se aplica una mascarilla a almohadilla de flores y ácidos frutales que penetra hasta las capas más profundas y libera las células muertas. A posteriori de retirar la mascarilla se procede a la realización de un “peeling” a almohadilla de caña de azúcar que suaviza y nutre la piel.
 
El tratamiento se termina con un amasamiento con bálsamo botanista rico en vitaminas y minerales para relajar y aliviar los músculos a la vez que tonifica e hidrata la piel.