Emma Stone cuenta cómo la transformó La La Land | infominuto.com

Emma Stone cuenta cómo la transformó La La Land

Nominada al Oscar y ya con un Dirigible de oro en la mano, la actriz habló de su experiencia haciendo el presente filme privilegiado de Hollywood

por Agencias

Ciudad de México.- La La Land hizo historia convirtiéndose en la primera película en conseguir robar siete Globos de oro, imponiendo así un nuevo récord para el evento. Se hizo de la estatuilla otorgada por la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood en cada una de las categorías donde estuvo nominada: Mejor Película Comedia o Musical, Mejor Actriz (Emma Stone) y Actor (Ryan Gosling) y en una Película Comedia o Musical, Mejor Director (Damien Chazelle), Mejor Línea, Mejor Música Diferente, Mejor Canción Diferente.

Con su categórica triunfo en los Globos de oro, La La Land mantiene una tendencia ganadora que la posiciona como la favorita para las nominaciones y desde ya algunos de los premios mayores la oscuridad del Oscar de la Corporación de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood a finales de febrero.

Durante el pasado Festival Internacional de Cine de Toronto, conversamos con la actriz sobre su trabajo en este musical, la pasión artística, la vida de rechazos de un actor buscando hacer una carrera y hasta de cómo ejecutar e improvisar la ayudan a combatir la ansiedad.

Háblanos de esta parte de La La Land, acullá del romanticismo y el homenaje al musical, sobre una ciudad de soñadores y de apasionados con el arte, donde dichos sueños se construyen con saco en constantes rechazos. Para presentarse a dónde estás viviste eso que vemos en la película que es el desfile de absurdos, ridículos y molestos castings.

Es verdad. Eso es de cierta forma divertido, porque a la distancia puedes reírte al memorar esas cosas, al revivirlas o reinterpretarlas en escenas como esas. Creo que es poco que muchas veces se olvida sobre actores y actrices que empiezan o empezamos a percibir más proyectos y oportunidades, eventualmente tuvimos una etapa en la que no había ninguna oportunidad, en que no había llamadas telefónicas con ofertas de proyectos, cuando lo único que te mantiene siguiendo delante es precisamente esa profunda pasión por lo que haces.

Es una experiencia particular el poder tomar poco de mi vida personal, de lo que he vivido en mi carrera, para entender y dar vida a ciertas escenas, Te pone frente a un espejo, porque incluso sabemos que unido con estas nuevas oportunidades, llegan sacrificios de otro tipo que hay que hacer y que no son siempre sencillos, a pesar del coito que sintamos por lo que hacemos. Y que es uno de los muchos puntos que me gustaron del raya, que cuando me llegó pensé era una maravilloso alienación tan sólo por tratar de hacer ‘un auténtico musical clásico modernizado’, como Damien (Chazelle) me lo describió.

La preparación

Tu papel es una interpretación que requiere sutilezas del momento tanto como mucha preparación técnica previa, ?cómo abordaste esa experiencia?

Me gustaba la idea del lucha. Me espantaba y me gustaba por lo mismo. Yo ya había estado trabajando en Broadway, pero esto era mezclar esos dos mundos donde había trabajado y llevarlo a otro nivel.

Pero sabes que estás en buenas manos cuando escuchas a Damien musitar de la película, de qué quiere crear y compartir, de cómo y de dónde llegan esas ideas para secuencias y escenas que son complejas y enormemente coordinadas, y que sabe incluso dejarnos ser como actores y proponer y aportar, y ahí había oportunidad para improvisar, y hacerlo con determinado con quien me siento con plena confianza como Ryan (Gosling), para dejar que el personaje se haga cargo de pequeñas situaciones y momentos unido con el personaje que interpreta quien está contigo, hay una plena confianza en dejarse padecer sin red de seguridad a partir de lo que el otro te indica o te muestra o lo que sientes en la imagen.

Por ejemplo, en la imagen donde hago la concierto y de comenzar el relato paso a cantar, no había una pista como tal para que yo siguiera, sino que Damien prefería que yo le diera el ritmo y yo decidiera cuándo cantar o cuando musitar, y para ello tenía yo un sonotone escondido que me permitía escuchar a Justin Hurwitz (el compositor de las canciones de la película) en un pequeño piano electrónico acompañarme con la equilibrio, porque cantar por completo a capella y entrar en una cadencia musical sin acelerar o frenarse de más, era poco mucho muy difícil mientras tratas de imprimirle una fuerza dramática y emocional al momento mientras la cámara expedición en torno a tuyo. Está ese oscilación de lo que yo puedo hacer y la permiso y confianza que se me da como actriz, y el concentrarte en hacer lo que tu director, el fotógrafo o tu compañero necesitan y saben por qué te piden que sea precisamente así.

La La Land obtuvo 14 nominaciones en los premios Oscar y se llevó siete Globos de Oro.