En 2,7% aumentó el riesgo de mortalidad en pacientes reumáticos por falta de medicinas

La artritis reumatoidea, una de las más frecuentes de las enfermedades autoinmunes. (Foto archivo)

Frente a la desliz de medicamentos, en Venezuela más de 300 mil personas que padecen enfermedades reumáticas y autoinmune, sufren serias complicaciones y deformaciones que implican incapacidad física y emocional, en detrimento de su calidad de vida. Es una condición que ha incrementado el peligro de homicidio en lo pacientes en 2,7%.

Existen enfermedades crónicas que pueden, en algunos casos, representar un compromiso articular o deslindar el buen funcionamiento de órganos vitales, si la persona no lleva un tratamiento adecuado, explicó Verónica Crespo, médico reumatólogo y representante de la Sociedad Venezolana de Reumatología, vía telefónica con la periodista Ana Isabel Lapso en su software Por tu Salubridad, transmitido por El Carabobeño Radiodifusión

En el caso de la artritis reumatoidea, una de las más frecuentes, se presenta un importante compromiso en las coyunturas o articulaciones, si el paciente no cumple con su tratamiento para el dolor y controlar la enfermedad. Los especialistas les recetan la denominada droga modificadora, utilizada para frenar el progreso de la patología.

En 2.7% se incrementa el peligro de mortalidad en pacientes que mantienen activa la enfermedad por desliz de tratamiento. Una de las complicaciones que han comenzado a presentar varios pacientes es el Lupus Eritematosos Sistémico, conveniente a la desliz de Plaquinol, medicamento que está en la letanía de drogas modificadoras de la enfermedad, y el cual estaba acondicionado en el país hace dos primaveras antes, pero ya no se encuentra. Bajo ese marco, las personas presenta complicaciones renales, neurológicas, cardiovasculares, entre otras.

Al inventario de la escasez se suman los medicamentos para la tensión, la diabetes, la tiroides, para proteger los riñones, ya que las complicaciones pueden ser de cualquier radio del cuerpo.

Y si sucede que aún con esa droga modificación de la enfermedad y esteroides a bajas dosis el paciente sigue con dolor e inflamación, se deben sumar las llamadas terapias biológicas. Aunque esas asimismo están desaparecidas.

Cuando se palabra del sistema inmunológico, cada paciente es desigual. Pero existe un cálculo que lo tiene el Seguro Social y las autoridades de vitalidad, y son las razones por las que se va cambiando en el tiempo, porque es muy importante un diagnosis oportuno para ordenar un tratamiento precoz de la enfermedad.

No tener tratamiento o suspenderlo porque no se consigue, tomarlo de guisa irregular o descabalgar la dosis, muchas veces hace que el paciente entre en actividad de la enfermedad con dolor, inflamación, causando daño y destrucción articular, que a veces son irreversibles, lo que al mismo tiempo puede aceptar al paciente a una incapacidad profesional, entre otras consecuencias, tanto para él o ella, para su clan.