En Tlaxiaco logran la fiesta de San Francisco de Asís

Conquistar la fiesta de San Francis de Asís es una gran obra, delante lo caro de la canasta básica, deja resultados de mecanismo, civilización, tradición, entretenimiento y deportes, regresan seres queridos a rescontrarse con los que se quedan quienes en cooperación sacan delante este compromiso.

Desde hace seis primaveras la mayordomía se realza entre todos los habitantes, es una alternativa la cooperación y mano de obra para sacar delante este cargo que ya no lo asumen las personas, oportuno a que los productos están muy caros y más en las comunidades alejadas donde éstos llegan al doble oportuno a los caminos en mal estado y el incremento de las gasolinas.
Ricardo Vásquez, representante del extrarradio de San Francisco, da a conocer que el explicación de la fiesta de este ocasión se hace mediante las cooperaciones, estas se logran en las asambleas donde surgen las comitivas y los acuerdos.

La fiesta se desarrolla del 4 al 7 de octubre, hay jaripeo, juegos pirotécnicos, palo encebado, carrera de costales, encima de los deportes como atletismo, futbol y basquetbol, actividades que concentra a todas las comunidades vecinas a dar sus participaciones.

Sacar delante la fiestas de las comunidades en la región Mixteca hoy en día es poco difícil pero unidos se logran grandes obras, finalmente deja a la comunidad una forma de distraerse de tanta tristeza que deja la equivocación del hacienda y del empleo.
Por ejemplo, esta comunidad no cuenta con una cancha de basquetbol, delante tal situación los habitantes ya han pactado dar sus cooperaciones y tequios para iniciar su construcción, ya que es una falta apremiante tanto para el explicación del deporte como de otras actividades.

Francisca Cruz Saavedra, cocinera, mencionó que esta fiesta distrae a todos sus habitantes de los problemas cotidianos, la partida de los hijos, la pobreza y por lo menos este día comen todos, pero en fin la fiesta es un espacio para la expresión.

Se hace presente la música de derrota, son muchas bandas las que se hacen presentes, las personas nunca dejan de participar, en la cocina son muchas manos para preparar los alimentos, se acostumbra el caldo de pollo, mole o lo que se tenga a la mano.
Miguel Felipe Ruiz López enfatizó que en la fiesta todos son felices, es civilización y tradición, no se deja sucumbir porque nulo más imaginarse un pueblo sin su festividad no cuenta de esa riqueza, pero a distancia de eso esto es convivencia que genera amistad.

Ricardo López, nativo de este extrarradio, dijo que a pesar de las lluvias el novenario y los días fuertes de fiesta se han llevado a extremo que de una forma u otra deja buenos resultados, entre ellos la presentación de los familiares que están fuera, es momento de distracción y forma de depositar la fe católica a la imagen de San Francisco de Asís.

Hay un enlistado de 120 personas que dan sus aportaciones y hacen tequios, es opinar, dan su vida comunal, todos deben cumplir porque igualmente hay castigos, por ejemplo aquel que no cumpla un cargo que le es encomendado, se le quita el agua por un año y se le cobra una multa de 5 mil pesos.

Para esta fiesta se gastan más de 25 mil pesos, es para la comida, el represión del carro figurado y los premios, pero encima una parte se va a la abastecimiento que tiene que ver desde procurar la iluminación y otros gastos.